Al grito de “¡Fue el Estado!”, “¡Justicia para nuestros muertos”! y “¡Ni perdón ni olvido, castigo a los asesinos!”, el pasado 2 de octubre, alrededor de 250 mil personas marchamos en la capital de México, mientras miles más se movilizaron en distintas entidades del país, en conmemoración de los 50 años del movimiento estudiantil y popular de 1968.

La movilización fue convocada de manera unitaria por una coordinación conformada por integrantes del Comité 68 pro-Libertades Democráticas, padres de familia de Ayotzinapa y miembros de la Coordinadora de Damnificados Unidos, en un esfuerzo por articular una sola gran jornada de lucha en el marco del 1er aniversario de los sismos de septiembre de 2017, el 4to aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y el cincuentenario del 2 de octubre.

Estudiantes de diversos niveles y sub-sistemas educativos, tanto públicos como privados, junto con sindicalistas universitarios, obreros y maestros, movimientos urbano-populares, amas de casa y padres de familia así como organizaciones políticas de izquierda, salimos a inundar las calles gritando consignas, levantando mantas y carteles, haciendo pintas, pegando stickers y periódicos murales que recordaban imágenes y frases revolucionarias del 68.

La marcha partió de la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, donde hace cinco décadas el gobierno autoritario del PRI masacró a cientos de jóvenes, trabajadores y gente del pueblo que se encontraba en un mitin convocado por el Consejo Nacional de Huelga, organismo que aglutinó y dirigió el movimiento encabezado por los estudiantes, pero que retomó las demandas históricas de diversos sectores obreros y populares, bajo la bandera de lucha contra el autoritarismo y en pro del respeto a las libertades democráticas y derechos sociales del pueblo mexicano.

La multitudinaria manifestación arribó al centro histórico de la Ciudad, desbordando el Zócalo capitalino en donde se llevó a cabo un gran mitin en el que participaron sobrevivientes del movimiento del 68, estudiantes de las principales universidades, sindicalistas como los profesores de la CNTE y dirigentes sociales como los campesinos de Atenco; denunciando que en la actualidad el Estado sigue asesinando, desapareciendo y encarcelando a jóvenes y reprimiendo las luchas sociales; que el gobierno sigue coartando las libertades civiles y políticas así como conculcando nuestros derechos y conquistas sociales; que la Burguesía sigue explotando a los trabajadores y entregando los recursos de nuestro país a los capitales extranjeros. Al término, el acto concluyó emotivamente con la entonación del himno de todos los pueblos, La Internacional.

Como Agrupación de Lucha Socialista (ALS) impulsamos diversas actividades conmemorativas del 50 aniversario del movimiento de 1968, entre ellas, en el Foro Socialista “Hacia la coalición de los socialistas revolucionarios” organizado conjuntamente por diversas organizaciones marxistas; y, también, en el Conversatorio: “68: a 50 años del movimiento estudiantil y popular” organizado junto con docentes de la Asamblea de Coordinación de las secciones 10 y 11 de la CNTE.

Finalmente, participamos en la movilización del 2 de octubre con un combativo contingente conformado por estudiantes, jóvenes y trabajadores con quienes hemos convergido en distintos procesos de organización y lucha; al grito de: “¡Alerta que camina, la lucha estudiantil y popular por América Latina!”, “¡No queremos Aeropuerto, queremos Revolución!” y otras consignas, buscamos reivindicar la memoria histórica que nos legó el movimiento de hace 50 años y vincularlo con las luchas del momento actual contra las Reformas Estructurales, la militarización y los megaproyectos capitalistas de muerte como el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Como concluye el boletín que repartimos durante la marcha: “Sin duda, el movimiento de 1968, constituye un acontecimiento fundacional de una nueva época en nuestro país que, a pesar de sus desaciertos y limitaciones, dejó un legado fundamental para la experiencia de lucha revolucionaria del pueblo mexicano. Hoy, a 50 años de distancia, es necesario reivindicar la memoria histórica de aquel glorioso hito en la lucha de clases en nuestro país.”

¡1968 NO SE OLVIDA, ES DE LUCHA COMBATIVA!

¡NI PERDÓN NI OLVIDO, CASTIGO A LOS ASESINOS!

¡VIVA EL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL Y POPULAR DE 1968!

¡POR LA UNIDAD DE LA LUCHA ESTUDIANTIL, OBRERA Y POPULAR!

¡POR LA CONSTRUCCIÓN DE UN PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA A NIVEL NACIONAL E INTERNACIONAL!

 

Si gustas leer completo el boletín conmemorativo del movimiento de 1968, revisa el siguiente link:

https://agrupaciondeluchasocialistablog.wordpress.com/2018/10/05/a-50-anos-del-movimiento-estudiantil-y-popular-de-1968/

Zócalo

 

Anuncios