Inmersos en medio de una disputa electoral por la presidencia, los trabajadores somos una importante fuente de votos para los partidos, que cada 3 o 6 años nos prometen cosas que no pedimos, para que les demos a cambio nuestro apoyo. Sin embargo el resto del tiempo somos ignorados y sometidos a cada vez más explotación, pobreza y violencia. Ya es tiempo de que nuestras exigencias se escuchen, y que formemos nuestra propia representación política, para que ya no sean gente rica o que no trabaje los que nos representen, sino nosotros mismos.

Por tanto, las organizaciones firmantes, proponemos a los trabajadores de México este programa, que representa las condiciones mínimas en las que la vida de todo trabajador mexicano sería soportable, en contraste con la insoportable vida a la que somos sometidos diariamente.

1.- Homologación de salarios y prestaciones con los trabajadores de América del Norte. Que alcance a cubrir las necesidades familiares.

2.- Reducción de salarios para los altos funcionarios y representantes. Ninguno podrá percibir más de lo que gana un obrero promedio en México.

3.- Cobertura universal de todos los servicios de salud, educación, vivienda y seguridad social.

4.- Cancelación de la deuda externa y de los tratados internacionales como el TLC.

5.- Nacionalización de industrias estratégicas.

6.- Transporte público gratuito en todos los sectores.

7.- Reducción de la jornada laboral a 6 horas y ampliación a 2 días de descanso a la semana.

8.- Legalización del aborto en todos los estados. Aborto seguro y gratuito como parte de la cobertura de los servicios de salud.

9.- Legalización del matrimonio igualitario en todos los estados e inclusión dentro del modelo educativo de una educación sexual con perspectiva de género en favor de la tolerancia a las personas LGBT+.

10.- Apertura total de las fronteras mexicanas y alto a la política de persecución a los inmigrantes centroamericanos. Rechazo al muro de Trump.

11.- El retorno inmediato del ejército a sus cuarteles, y alto total a la llamada Guerra contra las drogas. Abrogación de la Ley de Seguridad Interior.

12.- Fin a los cargos vitalicios en todos los sindicatos. Elecciones libres periódicas para los comités ejecutivos de todos los sindicatos.

Para que estas exigencias sean cumplidas, necesitamos la suma de todas las fuerzas posibles, y eso incluye la participación de los trabajadores en todo el país. Estas exigencias no son un capricho, sino una necesidad de todos los que integramos a la clase trabajadora en México. Finalmente, somos nosotros los que producimos todo, y quienes generamos las ganancias de nuestros patrones, quienes han estado acostumbrados a dirigir la política de este país. A nosotros nos queda claro que para mejorar nuestro nivel de vida, no basta con votar, ¡hay que luchar!

Súmate a la campaña!

Agrupación de Lucha Socialista (ALS)

Colectivo Acción y Resistencia (CAR).

 

Anuncios