Colaboración de Eduardo Flores

A los gritos de “Maru, fascista, te tenemos en la lista” y “nos queremos vivas”, frente a la Plaza de la Mexicanidad (comúnmente llamada “plaza de la X” o “plaza de la tacha”) a las 6 de la tarde, se concentró una manifestación de diversos colectivos, principalmente feministas, ciudadanos, con madres y padres de mujeres desaparecidas, en contra del gobierno de María Eugenia Campos Galván, quien tomaba posesión en aquella plaza a las 8 de la noche.

Durante aproximadamente dos horas, colectivos como Mujeres de Negro, Hijas de su maquilera madre, el Movimiento Estatal de Mujeres, Movimiento de Mujeres de Ciudad Juárez, Trans inclusiva, Vulvas Fronterizas, maestros de la CNTE, entre otros, denunciaban las políticas reaccionarias de la gobernadora electa, como su pretensión de cambiar el Instituto Chihuahuense de la Mujer por un Instituto de la Familia, sin una propuesta de género, lo que significará un retroceso en las victorias conseguidas para los derechos de las mujeres y la comunidad LGBTQ+ en el estado.

Esto sumado a su afiliación al PAN y recientemente al partido español VOX, de corte fascista, junto con las pretensiones de practicar la religión católica como política de Estado, fueron puntos centrales de crítica en su contra. Finalmente, algunas exigencias de parte de los manifestantes, además de mantener las instituciones con perspectiva de género, fue aumentar el presupuesto de estas instituciones y que se pagara lo debido a los maestros de la CNTE que gobiernos anteriores no habían entregado.

Cerca de las 7 de la tarde, uno de los colectivos tenía la intención de hacer un performance con antorchas. Este acto fue una excusa para que los múltiples policías que rodeaban el evento y la manifestación se introdujeran al contingente para intentar en tres distintas ocasiones, arrebatar las antorchas del colectivo, obligando en una de las ocasiones a lanzarse al piso para evitar la represión. Aun así, con exceso de fuerza física, las antorchas fueron finalmente arrebatadas por las fuerzas policiales.  A pesar de este incidente, no hubo lesionados ni arrestados.