Declaración unificada del Comité de Enlace de la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional, CCRI y Convergencia Socialista (Argentina), 13 de julio de 2021, https://convergenciadecombate.blogspot.com y www.thecommunists.net  

Las protestas masivas actuales en Cuba se han enfrentado a la represión y la violencia del aparato estatal cubano. También han abierto un amplio debate entre las fuerzas internacionales de izquierda sobre el carácter del Estado cubano y la naturaleza de las protestas populares. La Corriente Comunista Revolucionaria Internacional y nuestros compañeros de Convergencia Socialista (Argentina) se solidarizan con estas movilizaciones de masas y abogan por una perspectiva socialista. [1] En este artículo, explicaremos nuestro enfoque con más detalle en el formato de preguntas y respuestas.  

¿Cuáles son las causas de las actuales protestas masivas?

Las protestas actuales han sido provocadas por las dramáticas consecuencias del programa de austeridad implementado recientemente por el gobierno. A principios de este año entró en vigor la denominada “Tarea de Ordenamiento”. Este es un programa de reforma económica del gobierno del presidente cubano Miguel Díaz-Canel. Estas reformas significan, en palabras de los medios estatales: “El 1 de enero, el peso convertible dejó de circular en Cuba y se adoptó un tipo de cambio único de 24 pesos cubanos por un dólar para las personas naturales y jurídicas, al mismo tiempo se emprendió la reforma salarial, se corrigieron los precios y se eliminaron los subsidios y gratificaciones excesivas ”. [2] Además, el régimen espera «atraer inversión extranjera» y fortalecer el sector privado.

Para traducir esto en un lenguaje sencillo, este es un programa de austeridad capitalista. Los precios han aumentado dramáticamente mientras los salarios se estancaron. Por lo tanto, ha habido un fuerte aumento en el costo de vida de las masas populares. Hay que agregarle a todo esto la “eliminación de subsidios y gratificaciones excesivas”. Está claro que la pobreza y el hambre han aumentado enormemente en los últimos meses.  

A principios de marzo, el portal central de Internet del Partido «Comunista», «Cuba-Debate», preguntó a sus lectores cómo habían vivido los primeros meses desde la reforma monetaria. “La respuesta fue devastadora. Más de dos tercios de los encuestados dijeron que incluso el aumento de los salarios no fue suficiente para cubrir sus necesidades, dado el fuerte aumento de los precios. Además de las quejas sobre la escasez y el aumento del costo de vida, la gente también expresó su indignación porque las tiendas de dólares estaban dividiendo a los cubanos en una sociedad de facto de dos clases, y que los perdedores eran los perdedores ”. [3]  

La reforma monetaria ha provocado una disminución de las importaciones en un 40%. Como consecuencia, hay escasez de bienes y la gente tiene que hacer largas colas diarias para obtener productos básicos.  

¿Cuál es el trasfondo de este programa de austeridad?  

La “Tarea de Ordenamiento” es sólo el último ataque de una serie de medidas que forman parte de la restauración capitalista en Cuba. Después del colapso de la URSS – un estado obrero degenerado gobernado dictatorialmente por una casta burocrática – en 1991, Cuba entró en una dramática crisis económica. Como resultado, el régimen castrista, al igual que los partidos estalinistas gobernantes en otros países, se dirigió hacia reformas de mercado pro-capitalistas. Después de un período de algunos zigzags, el régimen implementó una serie de drásticas medidas pro-capitalistas en 2010-11. Ante las sanciones del imperialismo estadounidense, el régimen cubano ha buscado estrechar las relaciones con China y la Unión Europea.

La restauración del capitalismo ha resultado en un aumento masivo de la explotación y la desigualdad social. Según estudios académicos, el coeficiente de Gini en Cuba – que mide la desigualdad social – se situó entre 0,22 y 0,25 en 1986. Sin embargo, el establecimiento de relaciones capitalistas de producción ha cambiado drásticamente esto. Hoy, el coeficiente de Gini asciende a más de 0,40, lo que denota una sociedad muy desigual. [4]  Otro estudio de un economista cubano, publicado en 2018, llegó a la conclusión de que “entre el 10% y el 15% de los ciudadanos [de Cuba] pueden considerarse“ ricos ”, mientras que entre el 40% y el 51% de la población vive en la pobreza. « [5]

La existencia de relaciones de propiedad capitalistas fue legalmente legitimada por la adaptación de la nueva Constitución cubana en 2019 que reconoció formalmente la propiedad privada y el papel del “mercado”. De hecho, estas características ya existen desde hace años. [6] Los efectos de la restauración capitalista por parte del partido gobernante se han visto agravados por la sanción del imperialismo estadounidense, que solo pudo absorber parcialmente el aliado clave de Cuba, China. Este es el caso porque la propia China, que está dominada por una clase capitalista calculadora de negocios. «China ya no estaba dispuesta a suministrar bienes a crédito a gran escala si la parte cubana continuaba incumpliendo las deudas comerciales acumuladas». [7]  

Además, Cuba se ha visto afectada por la Gran Depresión de la economía mundial capitalista que comenzó en otoño de 2019 [8] y que se ha visto agravada por el régimen de Cierre global (que los marxistas denominan Contrarrevolución COVID-19). [9] Como resultado, la economía de Cuba se contrajo un 11% el año pasado y el importante sector turístico colapsó. [10] En resumen, la crisis actual tiene sus raíces principales en el carácter de crisis del capitalismo, intensificado por las características específicas de la clase dominante que está imponiendo un brutal programa de austeridad, así como por las sanciones del imperialismo estadounidense.  

¿Cómo caracteriza al estado cubano hoy?  

La CCRI y nuestros compañeros de Convergencia Socialista consideran a Cuba como un estado capitalista. Más precisamente, es un estado dominado por una clase dominante capitalista estalinista. La vieja burocracia castrista presidió un estado obrero deformado desde principios de la década de 1960. Ha mantenido con éxito el poder (hasta ahora) pero se transformó, creando una nueva clase capitalista. Entonces, el partido gobernante se mantuvo igual mientras que la base económica ha cambiado. Si bien Cuba fue un estado obrero deformado en el pasado, se ha convertido en un estado capitalista. Es un aliado cercano del imperialismo chino y ruso.

El partido gobernante de Cuba ha tomado el mismo camino que otros partidos estalinistas después de 1989-1991. En China [11], Vietnam, Laos y Corea del Norte [12], los partidos estalinistas gobernantes pudieron mantener su dictadura política mientras transformaban con éxito la base económica de sus países hacia el capitalismo. Cuba se ha convertido en una semi-colonia capitalista, similar a Vietnam, Laos y Corea del Norte, mientras que China se convirtió en una Gran Potencia imperialista.

¿Cuba fue alguna vez un estado socialista?  

Cuba nunca fue un estado socialista en el sentido marxista de la palabra. Nunca fue dirigida por la clase trabajadora organizada en consejos y sus milicias armadas y gobernando por los métodos de la democracia directa. En el momento de la revolución de 1959, el movimiento guerrillero castrista M-26-(7) tenía un carácter pequeñoburgués. Debido a la presión de la lucha de clases, la amenaza de invasión del imperialismo estadounidense y la presión de la URSS, el movimiento castrista se transformó en un partido estalinista y expropió a la burguesía. Sin embargo, Cuba nunca fue un estado obrero saludable como la Rusia soviética en los tiempos de Lenin y Trotsky 1917-23, sino un estado obrero deformado. [13]

 ¿Cuál es su posición sobre las sanciones de Estados Unidos?  

Denunciamos enérgicamente estas sanciones como una agresión económica de una Gran Potencia imperialista. Exigimos su levantamiento inmediato e incondicional. Estas sanciones son un instrumento de Washington para recuperar un régimen títere (como Batista antes de 1959). Nos oponemos a toda forma de injerencia imperialista en Cuba. Por lo tanto, estamos en contra de cualquier intento del imperialismo estadounidense de promover sus intereses en la isla. Asimismo, nos oponemos a todas las formas de injerencia del imperialismo chino y ruso que consideran a Cuba como “su” semi-colonia.  

Rechazamos la idea de que todos los problemas en Cuba sean causados ​​por las sanciones de Estados Unidos. Básicamente, los problemas del aumento de la desigualdad social, la pobreza y el desempleo son causados ​​por el capitalismo. Es por eso que observan desarrollos similares en muchos países de todo el mundo, incluidos China y Vietnam. Culpar a las sanciones de Estados Unidos como la principal causa de los problemas de Cuba es un intento del régimen capitalista estalinista de blanquear su política anti-pueblo.

¿Cómo ve las protestas populares actuales?

Por las razones antes mencionadas, las manifestaciones populares son protestas legítimas que apoyamos plenamente. Es una calumnia capitalista-estalinista denunciarlos como «dirigidos por Estados Unidos». o como resultado de «provocadores». Una ola de movilizaciones masivas en decenas de ciudades en 24 horas, muchas de ellas jóvenes, es el resultado de una auténtica y espontánea ira masiva provocada por la miseria económica. Estos movimientos espontáneos han ocurrido muchas veces en todo el mundo. ¡Solo piense en la ola de protestas en los Estados Unidos después del asesinato policial de Georg Floyd! ¿O el régimen quiere sugerir que los «gusanos» están tan arraigados entre las masas que podrían lograrlo? ¡Si ese fuera realmente el caso, significaría que el régimen es tan débil y tan desacreditado que las masas escuchan más a los gusanos que a los pseudo-“comunistas”!  

De hecho, las actuales movilizaciones de masas en Cuba tienen esencialmente las mismas razones que todas las demás protestas populares que están teniendo lugar en todo el mundo. La gente lucha contra la pobreza y el desempleo, contra la política antidemocrática de la Contrarrevolución COVID-19, contra las dictaduras, etc. Esto está sucediendo en Colombia, Chile, Irak, Líbano, India, Birmania / Myanmar, Hong Kong, etc. ¡¿Las protestas del pueblo cubano son menos legítimas ?!  

«¡Pero el gobierno cubano es socialista!»  

¡Bueno, no el gobierno cubano no lo es! Como mostramos anteriormente, es «socialista» sólo en palabras y capitalista estalinista en los hechos. Los marxistas no juzgan a las fuerzas políticas por lo que dicen de sí mismos. La Iglesia Católica predica los 10 mandamientos y viola casi todos ellos. Mohamed bin Salman es un musulmán de palabra y un tirano corrupto en los hechos. Y los partidos «comunistas» en China, Vietnam, Corea del Norte y Cuba «sirven al pueblo» con palabras, pero sirven a los intereses de su clase capitalista con hechos. Por tanto, los trabajadores y los oprimidos tienen que derrocarlos para poder marchar hacia el auténtico socialismo.

¿Ve el peligro de que el régimen actual sea reemplazado por un régimen pro yanqui?  

No existe un solo peligro sino varios. Un peligro es que la dictadura capitalista-estalinista aplaste las protestas populares y se mantenga en el poder. Otro peligro es que el gobierno del PCC podría ser reemplazado por un gobierno pro Estados Unidos, cambiándolo por otro tipo de régimen. Los socialistas luchan contra ambos resultados. Si los socialistas se niegan a unirse a las movilizaciones de masas, dejan el campo a los gusanos y otros reaccionarios. 

Si se ponen del lado del régimen contra el pueblo, se convertirán en contrarrevolucionarios. El único camino a seguir es participar en las protestas populares, defender un programa socialista independiente, trabajar por la creación de consejos populares democráticos directos, luchar contra las influencias reaccionarias para el derrocamiento revolucionario del régimen y su sustitución por un régimen. trabajadores y gobierno campesino pobre. Para avanzar en este proceso, es fundamental que los auténticos socialistas se unan y formen un partido revolucionario.   

¿Qué dice del apoyo al régimen cubano por parte de muchos partidos de izquierda? 

Esto es una vergüenza y refleja la masiva degeneración de la izquierda estalinista, bolivariana y pseudo-trotskista. Muchos de ellos repiten la difamación del régimen en La Habana y denuncian las protestas como una “conspiración de la CIA”. Para dar solo un ejemplo de semejante inmundicia reaccionaria. El KKE griego, una fuerza clave en el estalinismo internacional, afirma: “Estados Unidos, en cooperación con la mafia anticubana que opera en su territorio, así como las fuerzas dentro de Cuba que apoyan abiertamente sus planes, están orquestando protestas en Cuba con medidas anticomunistas y anti -consignas revolucionarias que piden el derrocamiento del gobierno ”. [14]

Así, repiten esencialmente la misma calumnia reaccionaria que estos partidos difundieron en el pasado cuando apoyaron a la dictadura de Assad contra la Revolución Siria [15], legitimaron el golpe militar en Egipto en julio de 2013 [16] o denunciaron las protestas prodemocráticas en Hong Kong. [17] Esta es la conclusión lógica y desastrosa cuando se le da la vuelta a la realidad al considerar a una Gran Potencia imperialista como China como «socialista», o caracterizar a una tiranía capitalista como Assad como «antiimperialista» y «progresista», etc. ¡Los métodos podridos del estalinismo están inevitablemente destinados a terminar en el campo de la contrarrevolución! [18] 

Ver y leer todas las referencias en https://revolutionarysocialistvanguard.wordpress.com/2021/07/14/is-cuba-socialist-are-the-current-popular-protests-legitimate/