Pronunciamiento de la Agrupación de Lucha Socialista. 19/05/21.

Ayer martes 18 de mayo, aspirantes y estudiantes de la Escuela Normal Rural «Mactumactzá», en Chiapas, se manifestaron con diversas actividades para exigir la emisión de la convocatoria para la realización presencial del examen de nuevo ingreso, ya que provienen de familias de escasos recursos con poco o nulo acceso a internet; en respuesta, la policía estatal los desalojó violentamente del bloqueo que mantenían en el Libramiento Norte-Poniente y en la liberación de casetas en San Cristóbal-Chiapa de Corzo. Hasta el día de hoy la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana mantiene detenidos a 95 normalistas, 74 mujeres y 21 hombres; mientras que, hay cientos de desaparecidos, cuya cifra oscila entre los 160 y 250.

Junto con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en septiembre de 2014, esta represión es una de las más graves que han sufrido los estudiantes por parte de los gobiernos estatales, municipales y federal de diversas administraciones, en su campaña para eliminar las Escuelas Normales en todo el país por representar focos de resistencia a las políticas educativas neoliberales, a su vez, por el compromiso que asumen como estudiantes y maestros, con las necesidades de las comunidades más pobres de este país. La 4T ha seguido al pie de la letra la política educativa neoliberal hacia las normales rurales ya sea tratando de convertirlas en «Universidades para el Bienestar» bajo un modelo tecnificado y clientelar, o bien, reprimiendo a las que busca defender su modelo educativo original.

La represión de la que ayer fueron objeto los aspirantes y estudiantes de Mactumactzá , por su brutalidad y violencia sexual a la que fueron sometidas las compañeras, nos recuerda a aquella sufrida por los habitantes de Atenco en 2006 en resistencia contra la imposición del Aeropuerto y en defensa de sus tierras, bajo los gobiernos del PRI y PRD.

Como Agrupación de Lucha Socialista (ALS), ¡condenamos enérgicamente la represión y la persecución hacia los compañeros normalistas de Mactumactzá, así como, las agresiones sexuales hacia las estudiantes por parte de policías estatales! Responsabilizamos y exigimos la destitución del gobernador de Chiapas, por el partido MORENA, Rutilio Escandón Cadenas, de la Secretaria de Educación, Rosa Aldé Domínguez Ochoa y de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Gabriela del Socorro Zepeda Soto.

Asimismo repudiamos el espaldarazo de los empresarios al gobierno de Chiapas que aplaudieron la represión como Coparmex, Canaco, CECH, AMMJE  y CMIC ya que solo les interesan sus ganancias a costa de la vida y futuro de los jóvenes, mujeres y los desposeídos.

Reivindicamos y llamamos a cobijar los actos de solidaridad que han emprendido las familias y comunidades de las y los estudiantes agredidos, así como de las diversas organizaciones sociales y referentes educativos que se han pronunciado contra la represión. La CNTE a nivel nacional tiene la capacidad para llamar a una movilización fuerte y masiva en contra de la actual represión y en defensa de las normales, su semillero de dignos maestros y maestras.

Exigimos la liberación inmediata de los estudiantes detenidos y la presentación con vida de los desaparecidos, atención psicológica a las compañeras agredidas sexualmente por parte de organismos especializados independientes. Exigimos la destitución inmediata del gobernador Rutilio Escandón, separación del cargo a todos los policías y altos mandos involucrados en la represión así como su castigo y encarcelamiento. 

¡Alto a la represión contra los normalistas de Mactumactzá!

¡Fuera el gobernador Rutilio Escandón!

¡Alto a la criminalización de la protesta social!

¡Rescatemos el modelo educativo original de las Escuelas Normales!