Declaración de la Liga Socialista Internacionalista (Sección de la RCIT en Israel / Palestina ocupada), 8 de mayo de 2021, http://the-isleague.com 

Continúa la lucha de los residentes palestinos del distrito de Sheikh Jarrah, cerca de la Ciudad Vieja de Jerusalén, hogar de 3.000 palestinos, contra el desalojo de cuatro familias palestinas. El lunes, al menos 20 palestinos resultaron heridos en una pelea después de que la policía israelí irrumpiera en una manifestación de solidaridad con los residentes de Sheikh Jarrah. 

Mientras la policía utiliza una violencia extrema contra los manifestantes, colonos judíos armados protegidos por la policía caminan para provocar más opresión policial. La policía fronteriza israelí ha atacado las sentadas con chorros de agua, gases lacrimógenos, balas recubiertas de goma y granadas de choque durante los últimos días.

Las organizaciones de colonos judíos presentaron una demanda en la década de 1970 alegando que el área pertenecía originalmente a judíos, pidiendo la expulsión de las familias palestinas que vivían allí desde 1956. Estas familias, refugiados de la Nakba de 1948, finalmente se establecieron en Sheikh Jarrah en virtud de un acuerdo entre Jordania y la agencia de la ONU para los refugiados «. (1)  

Los refugiados, 28 familias desplazadas de sus hogares por Israel en 1948, pudieron trasladarse a Sheikh Jarrah en 1956 después de que Jordania, que tenía un mandato sobre la parte oriental de Jerusalén, construyera proyectos de vivienda para ellos allí. 

Un acuerdo entre las Naciones Unidas y Jordania estipulaba que las familias recibirían las casas a cambio de renunciar a su estatus de refugiado con la agencia de refugiados de la ONU y que después de tres años el gobierno jordano transferiría los títulos de propiedad a las familias. Sin embargo, eso no sucedió y en 1967, Israel había capturado Jerusalén Este.  

Brutalidad sionista  

El tribunal de distrito sionista que forma parte del aparato opresor del estado sionista “dictaminó que cuatro familias – al-Kurd, Iskafi, Qassim y Jaouni – deben dejar sus hogares para que los colonos se hagan cargo, o llegar a un acuerdo con estas organizaciones de colonos pagando el alquiler reconociéndolos como propietarios «. (2)  

“En octubre, el tribunal de primera instancia israelí de Jerusalén dictaminó desalojar a 12 de las 24 familias palestinas en Sheikh Jarrah y entregar sus hogares a los colonos judíos israelíes. El tribunal también dictaminó que cada familia debe pagar 70.000 shekels ($ 20.000) en honorarios para cubrir los gastos legales de los colonos «. (3)  

Al-Kurd tenía solo 11 años cuando los colonos judíos tomaron por la fuerza la mitad de su casa en noviembre de 2009 y describieron compartirla con “ocupantes ilegales con acento de Brooklyn” como “insufrible, intolerable [y] terrible. Simplemente están sentados en nuestra casa, atormentándonos, acosándonos, haciendo todo lo posible para no solo obligarnos a dejar la segunda mitad de nuestra casa, sino también para acosar a nuestros vecinos para que abandonen sus hogares como parte de un esfuerzo por aniquilar por completo la presencia. de los palestinos de Jerusalén ”, dijo. (4)  

Decenas de palestinos han sido arrestados, la lucha por Sheikh Jarrah no es solo contra la política sionista de convertir Jerusalén oriental en una ciudad con mayoría judía, sino un paso más en la política de prevenir un estado palestino en las tierras ocupadas en 1967 y el establecimiento de un estado de apartheid sionista desde el río hasta el mar.  

“Desde la década de 1970, el gobierno israelí ha estado trabajando para implementar un“ equilibrio demográfico ”en Jerusalén en una proporción de 70-30, limitando la población palestina en la ciudad al 30 por ciento o menos. Esta planificación urbana ha sido ejecutada por una serie de políticas como la confiscación de tierras, el desplazamiento y la colonización de barrios palestinos. 

Esto es parte de la «transferencia silenciosa», un intrincado sistema que tiene como objetivo a los palestinos en la Jerusalén Oriental ocupada con la revocación de la residencia, el desplazamiento a través de demoliciones de casas, barreras para obtener permisos de construcción y altos impuestos «. (5)  

“Los usuarios de las redes sociales en el terreno y en todo el mundo han subido y compartido contenido de video e imágenes sobre los ataques policiales, tanto en inglés como en árabe. Sin embargo, muchos se han quejado de que sus cuentas han sido censuradas, limitadas o cerradas por completo. 

Las empresas de redes sociales están silenciando las voces palestinas mientras luchan por su supervivencia en el terreno ”, dijo a Al Jazeera Marwa Fatafta, miembro de políticas del grupo de expertos Al Shabaka. Este no es un incidente aislado, es la secuela de una censura y discriminación sistemáticas más amplias, dirigidas principalmente a aquellos que están marginados y oprimidos, a menudo a instancias de regímenes opresores «. (6)  

“La complicidad entre Israel y las empresas de redes sociales para regular y censurar el contenido y las cuentas palestinas está bien documentada. Tras una visita de una delegación de Facebook en 2016, el ministro de justicia de Israel en ese momento declaró que Facebook, Google y YouTube estaban «cumpliendo con hasta el 95 por ciento de las solicitudes israelíes para eliminar contenido», casi todas palestinas. 

El Centro Árabe para el Avance de las Redes Sociales publicó un estudio en 2017 que encontró que cada 46 segundos los israelíes publican un comentario racista o incitante contra palestinos y árabes. Sin embargo, se han tomado pocas medidas contra estas cuentas «. (7)  

“El jueves por la noche, al menos 30 personas resultaron heridas y 15 arrestadas. Surgieron videos que mostraban a colonos israelíes provocando deliberadamente una comida iftar comunal palestina instalada fuera de una de las casas, incluso usando gas pimienta. Los palestinos respondieron arrojando sillas a los colonos. El viernes, decenas de miles de fieles palestinos llenaron la mezquita el último viernes de Ramadán y muchos se quedaron para protestar en apoyo de los palestinos que enfrentan el desalojo de sus hogares en tierras ocupadas por Israel reclamadas por colonos judíos.

Al mismo tiempo, decenas de miles de fieles musulmanes se han enfrentado con la policía en la mezquita de Al-Aqsa. Más de 190 palestinos resultaron heridos después de que la policía israelí irrumpiera en la mezquita y dispersara a los fieles en otras partes de la Jerusalén oriental ocupada, mientras las tensiones de varias semanas entre el estado sionista y los palestinos por Jerusalén se dispararon nuevamente. 

El jeque Omar al-Kiswani, director de la mezquita Al-Aqsa, pidió a la policía israelí que detuviera sus ataques y se retirara del patio de la mezquita. «La policía debe dejar de disparar granadas paralizantes de inmediato a los fieles, ¡y los jóvenes deben calmarse y estar callados!» (8)

“Para el viernes por la noche, al menos 205 palestinos y 17 oficiales resultaron heridos en los enfrentamientos nocturnos en el tercer lugar más sagrado del Islam y alrededor de Jerusalén Este, dijeron médicos palestinos y la policía israelí, mientras miles de palestinos se enfrentaban a varios cientos de policías israelíes en disturbios. engranaje.» (9)  

¿Comienzo de una nueva Intifada?

Este podría ser el comienzo de una nueva Intifada en la heroica lucha de los palestinos oprimidos contra el estado de los colonos colonialistas. Una vez más, se escucha el grito de batalla de los oprimidos: “Con sangre y fuego redimiremos a Palestina. «Con nuestra alma, con nuestra sangre, te redimiremos, oh Aqsa».  

Una nueva Intifada es una posibilidad, especialmente porque el lunes está lo que los israelíes llaman el Día de Jerusalén, cuando los sionistas de derecha protegidos por la policía marcharon en la ciudad vieja coreando «muerte a los árabes». Coincide con Laylat-ul-Qadar, que es la noche más sagrada durante el Ramadán.  

Como era de esperar, el Ministerio de Relaciones Exteriores del apartheid sionista dijo el viernes que los palestinos estaban «presentando una disputa inmobiliaria entre partes privadas como una causa nacionalista para incitar a la violencia en Jerusalén». Algunos diputados de la Lista Conjunta, predominantemente árabe, y el partido de izquierda sionista Meretz asistieron a las protestas en Sheikh Jarrah.  

Líderes cobardes  

Si bien tenemos cierto respeto por Offer Cassif, el único diputado judío en la Lista Conjunta que dice la verdad sobre el papel de la policía, criticamos duramente la posición de Hadash y Tibi de recomendar a Lapid como Primer Ministro junto con dos partidos de derecha y por pidiendo a la policía sionista que defienda a los ciudadanos palestinos de Israel. El único partido que tiene la posición correcta es Balad liderado por Sami Abu Shehadeh, que se negó a respaldar los dos bloques sionistas, pero incluso él tiene todavía ilusiones en la ONU y la UE.  

Por temor a una nueva Intifada, el presidente palestino Mahmud Abbas, el colaborador de Israel, que canceló las elecciones nacionales programadas, dijo en un comunicado televisado que el gobierno israelí es totalmente responsable de los incidentes recientes en Jerusalén, así como de cualquier repercusión que resulte de la continua escalada. .

 El líder del ala militar de Hamas, Mohammed Deif, advirtió que Israel pagará un alto precio si continúan los ataques contra Sheikh Jarrah. En cualquier choque con Israel, el interés de la clase trabajadora internacional es ver una derrota de Israel sin darle apoyo político a Hamas.  

Miedo a los gobernantes de la región  

El rey Abdulla de Jordania está preocupado por un levantamiento que justificó que Israel empeorara la tensa situación. No esta solo. “Turquía condena la incursión israelí en la mezquita de Al-Aqsa: varios altos funcionarios turcos condenaron la incursión de la policía israelí en la mezquita de Al-Aqsa en la Jerusalén oriental ocupada. Turquía pidió a Israel que abandone su política de construir asentamientos ilegales en Jerusalén Este. El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, pidió en un discurso televisado que continúe la «resistencia» armada en los territorios palestinos e instó a las naciones musulmanas a apoyarla «. (10)  

Incluso Estados Unidos, que proporciona a Israel las armas más sofisticadas para matar a los palestinos, “pidió una reducción de la escalada en la Jerusalén Oriental ocupada y advirtió contra la realización de una amenaza de desalojo de familias palestinas. «Estamos profundamente preocupados por el aumento de las tensiones en Jerusalén», dijo la portavoz adjunta del Departamento de Estado Jalina Porter. Dijo que era «fundamental» «reducir las tensiones» y evitar cualquier paso unilateral que pudiera empeorar la situación, como «desalojos, asentamientos y demoliciones». (11)

El portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo que los desalojos, «si se ordenan e implementan, violarían las obligaciones de Israel bajo el derecho internacional» en el territorio de Jerusalén Este que capturó y ocupó en la guerra de 1967 en Medio Oriente. «Pedimos a Israel que detenga de inmediato todos los desalojos forzosos, incluidos los de Sheikh Jarrah, y que cese cualquier actividad que contribuya aún más a un entorno coercitivo y lleve a un riesgo de traslado forzoso», dijo el portavoz Rupert Colville. (12)  

¡Abajo el sionismo!

Todas estas son palabras vacías sin acciones. Este es el momento de organizar la autodefensa de los palestinos en cada aldea y en cada distrito. El lugar de cualquier judío israelí que apoye la democracia o el socialismo es el de los palestinos contra el estado sionista.  

Nosotros, los de la ISL, la sección de la RCIT en Israel (Palestina ocupada), estamos desde el principio sin ninguna condición del lado de la heroica lucha de los palestinos. Pedimos una Palestina democrática roja desde el río hasta el mar, un estado al que los refugiados palestinos regresarán y los judíos israelíes tendrán los mismos derechos, pero no el derecho a formar un nuevo estado sionista. Para esto, se requiere un verdadero partido revolucionario de la clase trabajadora compuesto en su mayoría por palestinos que luche por la victoria de la revolución árabe.  

¡Abajo el sionismo! ¡Rompa a los fascistas que marchan en el «día de Jerusalén»!