Declaración de la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional (CCRI/RCIT). 31 de mayo de 2020, http://www.thecommunists.net

  1. Desarrollos sin precedentes están sacudiendo a los Estados Unidos y en el mundo. El brutal asesinato de George Floyd por parte de la policía estadounidense ha desencadenado una ola de protestas masivas en todas las principales ciudades. En el transcurso de los últimos cinco días, estas protestas se han transformado en un levantamiento popular. La gente grita “¡Sin justicia no hay paz!” y hay consignas populares dirigidas contra la policía como “¡El enemigo es azul!“. Muchos manifestantes no temen enfrentarse a la policía, lo que refleja que las personas están perdiendo las ilusiones pacifistas. Están quemando patrullas e incluso incendiaron una estación de policía de Minneapolis. Además, la ira masiva y la pobreza como resultado de la peor crisis económica desde 1929 han provocado una serie de saqueos.
  2. Una característica clave de este levantamiento es que no solo protestan personas negras sino personas de todos los colores, incluidos muchos jóvenes blancos. Esto refleja que, si bien las protestas contra el racismo y la violencia de la policía son las causas inmediatas de este levantamiento, no cabe duda de que el dramático empobrecimiento (36 millones de personas están actualmente desempleadas) y la administración ultra reaccionaria e igualmente incompetente de Trump son razones fundamentales de los eventos actuales.
  3. Las autoridades intentan tomar medidas enérgicas contra las manifestaciones masivas con la mayor brutalidad. Algunos manifestantes ya han sido asesinados, las camionetas de la policía atraviesan imprudentemente a las manifestaciones, los periodistas son atacados, disparados o arrestados, etc. Se han impuesto toques de queda en todas las ciudades importantes que, sin embargo, no detienen las protestas. La Guardia Nacional y la Policía Militar han sido avisados ​​con poca antelación para que puedan intervenir en cuestión de horas. Y el presidente Trump ya ha amenazado con enviar tropas federales para aplastar el levantamiento popular. Tal movimiento sin duda provocaría una guerra civil abierta. Todos estos desarrollos confirman la tesis de la CCRI/RCIT de que ha habido un cambio global hacia el autoritarismo y el bonapartismo estatal. En este entorno político, la policía -y el aparato estatal capitalista en general-, se envalentona para atacar brutalmente a las masas populares e incluso a los medios de comunicación.
  4. Al mismo tiempo, el poder de este levantamiento ha resultado en lo que parecen ser grietas dentro del aparato represivo del estado. Ha habido escenas espectaculares en Flint (Michigan), Camden (Nueva Jersey), Santa Cruz (California), Kansas City (Missouri), Fargo (Dakota del Norte) y Ferguson (Missouri) donde la policía se unió a las protestas, sostuvo pancartas en solidaridad (“Poner fin a la brutalidad policial” [¡!], “Nos mantenemos en solidaridad“) o se arrodillaron en memoria de Floyd. Si bien sería criminal tener alguna ilusión sobre la posibilidad de reformar la policía capitalista, tales actos individuales son signos importantes de desmoralizaciones dentro de las filas del enemigo. Los revolucionarios deben hacer el llamado a policías individuales a rechazar las órdenes dirigidas contra el levantamiento popular.
  5. La Corriente Comunista Revolucionaria Internacional (CCRI/RCIT) repite que las tácticas más importantes ahora son la organización de asambleas populares y la formación de comités de acción en lugares de trabajo, vecindarios, escuelas y universidades. Dichos comités deberán decidir sobre las demandas y el plan de acción. También deberán elegir delegados para que pueda haber una coordinación regional y nacional. De igual manera, deben exigir a las organizaciones comunitarias y populares, los sindicatos, el DSA, etc., que apoyen incondicionalmente el movimiento. Dichas asambleas también deben formar comités de autodefensa armados con el fin de defender a las comunidades contra el enemigo vestido de azul y expulsar a la policía lo más posible de las comunidades. Lo más importante, el movimiento debe orientarse hacia la organización de una huelga general.
  6. En la declaración de la CCRI/RCIT publicada ayer, ya señalamos el carácter dramático de este levantamiento popular. Escribimos que “los rápidos desarrollos han llevado a Minneapolis y otras ciudades al borde de una situación de doble poder“. Sin embargo, los eventos espectaculares en las últimas 30 horas han resultado en una escalada profunda de esta crisis explosiva para que podamos afirmar ahora que se ha abierto una situación prerrevolucionaria en los Estados Unidos. Cualquier escalada adicional, por ejemplo, Trump ordenando a las tropas federales que impongan la represión sangrienta podría abrir de inmediato la situación revolucionaria y una guerra civil.
  7. Es innecesario decir que estos eventos tienen un profundo significado no solo para los Estados Unidos sino para todo el mundo. Esto ya se refleja en el hecho de que miles de personas marchan en solidaridad en Londres, Berlín, Copenhague y muchas otras ciudades. Sin embargo, dado que Estados Unidos es un estado imperialista en descomposición, pero aún el más poderoso, un desarrollo prerrevolucionario en el corazón del orden mundial imperialista tiene, por su propia naturaleza, un profundo carácter global. Los próximos días y semanas permitirán un análisis más preciso. Pero lo que ya podemos decir ahora es lo siguiente: después de la ofensiva contrarrevolucionaria global de la clase dominante en los últimos 2-3 meses bajo la cubierta de la pandemia de COVID-19, ya hemos visto una renovación levantamiento popular en el Líbano y Hong Kong. Sin embargo, los eventos actuales en los Estados Unidos son, por mucho, el ataque más significativo de las masas contra la ofensiva contrarrevolucionaria global. Este desarrollo no es sorprendente ya que esta ofensiva contrarrevolucionaria global tiene lugar dentro de un período revolucionario histórico caracterizado por el declive del capitalismo y la aceleración de las contradicciones entre los estados y las clases. En ese período, los cambios repentinos en la situación mundial son inevitables y los ataques reaccionarios solo preparan futuras explosiones políticas. No tenemos dudas de que los eventos actuales en los Estados Unidos no son el último ejemplo para este desarrollo.
  8. La CCRI/RCIT ha enfatizado desde el comienzo de la ofensiva contrarrevolucionaria actual que el encierro, de hecho, no está dirigido contra la pandemia, sino más bien como un ataque preventivo antidemocrático de la clase dominante. Dijimos que, para combatir una pandemia, las masas populares no necesitan represión estatal, sino un programa de salud serio (equipo de protección, pruebas masivas, hospitalización gratuita, pruebas masivas gratuitas, expansión del sector de salud pública bajo los trabajadores y control popular, etc.). Denunciamos a la traicionera izquierda del encierro que apoyaba el Lockdown y la prohibición antidemocrática de las asambleas y manifestaciones públicas. Lo que vemos ahora es una confirmación poderosa de nuestro análisis. Donde quiera que los trabajadores y los oprimidos quieran luchar por sus derechos, tienen que romper el régimen de encierro y las llamadas reglas de “distanciamiento social“. Este ha sido el caso en el Líbano, Irak, Hong Kong y los EE. UU. Es evidente que las masas en lucha son mucho más progresistas que la oportunista izquierda del encierro que se adapta a la presión de la clase media liberal y la burocracia sindical reformista (que a su vez se adapta a sectores de la clase dominante). Los desarrollos de los últimos 2 o 3 meses son una poderosa lección: la izquierda del encierro apoya la ofensiva contrarrevolucionaria bajo la cobertura de la pandemia de COVID-19. ¡Los sectores militantes de las masas rompen e ignoran el régimen de encierro! La CCRI/RCIT y todos los revolucionarios auténticos están del lado de los trabajadores y oprimidos que luchan y denuncian a la traicionera Izquierda del Encierro.
  9. Además, los eventos actuales también son una confirmación poderosa del eslogan de la CCRI/RCIT que hemos elaborado en nuestros documentos. Dijimos que, dado el cambio dramático de la clase dominante hacia la represión y el bonapartismo estatal, la consigna clave será la transformación del estado de emergencia en un levantamiento popular. Los acontecimientos de las últimas semanas en el Líbano, Hong Kong y ahora en los Estados Unidos, son una confirmación poderosa de que este eslogan refleja la dinámica objetiva del período actual. Finalmente, también señalamos que las protestas masivas en los Estados Unidos (así como en Hong Kong) confirman la tesis de la CCRI/RCIT de que la cuestión democrática es una característica clave de las luchas de clase actuales. Naturalmente, tales luchas a menudo están conectadas, directa o indirectamente, con problemas económicos.
  10. ¡Camaradas, hermanos y hermanas! Hace dos meses, publicamos una carta abierta con el título “¡Actuemos ahora porque la historia está sucediendo ahora!” ¿Alguien puede dudar de que esta ha sido una caracterización precisa de la situación mundial actual y las tareas correspondientes? Llamamos a los revolucionarios a unirse a nosotros en la tarea más importante para construir un Partido Revolucionario Mundial. ¡Solo un partido así puede finalmente organizar una revolución socialista internacional y la liberación de la humanidad de la explotación y la opresión! Necesitamos desesperadamente tal partido porque, como hemos visto, la mayoría de la llamada izquierda se adapta oportunistamente al bonapartismo estatal o a una u otra potencia imperialista (por ejemplo, China, Rusia, la UE). Necesitamos una organización internacional, libre de ese oportunismo, bonapartismo social y socialimperialismo. Y lo necesitamos YA. ¡Camaradas, hermanos y hermanas, unámonos para trabajar en tareas tan históricas! ¡Únete a la CCRI/RCIT!

Buró Internacional de la CCRI/RCIT

**Nos referimos a los siguientes documentos de la CCRI/RCIT:

USA: Justice for George Floyd! Workers and youth of all color: unite in struggle! For self-defense committees against the police! Organize a general strike now! 30 May 2020, https://www.thecommunists.net/worldwide/north-america/usa-justice-for-george-floyd/

China / Hong Kong: Down with the National Security Law! Organize and mobilize against the looming counter-revolutionary onslaught by the Stalinist-Capitalist regime!, 23 May 2020, https://www.thecommunists.net/worldwide/asia/china-hong-kong-down-with-the-national-security-law/

Lebanon and Iraq: Forward with the Popular Uprising! 12 May 2020, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/forward-with-the-popular-uprising-in-lebanon-and-iraq/

Para nuestro análisis sobre la crisis gobal del COVID-19, nos referimos a numerosos documentos, incluyendo un nuevo libro, el cual ha sido recolectado en una sub-página en nuestro sitio web: https://www.thecommunists.net/worldwide/global/collection-of-articles-on-the-2019-corona-virus/; ver en particular nuestro nuevo libro de Michael Pröbsting: The COVID-19 Global Counterrevolution: What It Is and How to Fight It. A Marxist analysis and strategy for the revolutionary struggle, April 2020, https://www.thecommunists.net/theory/the-covid-19-global-counterrevolution/; ver también el Manifiesto de la CCRI/RCIT: COVID-19: Una cubierta para una gran ofensiva mundial contrarrevolucionaria. Estamos en un punto de inflexión en la situación mundial, ya que las clases dominantes provocan una atmósfera de guerra para legitimar la construcción de regímenes chovinistas bonapartistas de estado. Manifiesto de la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional (CCRI/CCRI/RCIT), 21 de marzo de 2020, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/covid-19-una-cubierta-para-una-gran-ofensiva-mundial-contrarrevolucionaria/