Un aumento masivo de la lucha de clases global en medio de un cambio dramático en la situación mundial

por Michael Pröbsting, Secretario Internacional de la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional (CCRI/RCIT), 22 de octubre de 2019, www.thecommunists.net

Introducción

Estamos en medio de un alzamiento masivo en la lucha de clases global. En las últimas semanas, varios países han experimentado intensas luchas de clases que a menudo resultaron en el surgimiento de una situación prerrevolucionaria o incluso revolucionaria. Para nombrar solo los más importantes:

* Ecuador: un levantamiento popular contra el paquete de austeridad [1]

* Chile: una revuelta liderada por jóvenes contra el drástico aumento de las tarifas del metro y contra el presidente derechista Sebastián Piñera

* Haití: un levantamiento popular contra el régimen neoliberal pro-estadounidense de Jovenel Moïse

* Honduras: protestas masivas contra el gobierno reaccionario del presidente Juan Orlando Hernández [2]

* Irak: un alzamiento revolucionario contra el gobierno corrupto de Adel Abdul-Mahdi [3]

* Líbano: una agitación popular contra el gobierno del primer ministro Hariri y sus aumentos de impuestos [4]

* Egipto: un nuevo aumento de las protestas masivas contra la dictadura militar del General Sisi [5]

* Argelia: protestas masivas en curso contra la “vieja guardia” del Ejército que intenta mantener el poder [6]

* Hong Kong: una revuelta popular contra el régimen de Carry Lam impuesto por Beijing [7]

* Cachemira: una intifada inminente y una huelga general contra la evocación de los derechos de autonomía por parte del gobierno chovinista hindú derechista de Narendra Modi [8]

* Catalunya / Estado español: un alzamiento masivo en reacción a las draconianas penas de cárcel contra nueve líderes del movimiento independentista catalán [9]

* Además, hay un movimiento de masas global en curso dirigido por jóvenes contra el cambio climático [10]

Además de estos, las heroicas guerras de liberación del pueblo sirio contra la dictadura de Assad (desde marzo de 2011) [11] y del pueblo yemení contra la invasión liderada por Arabia Saudita (desde marzo de 2015) continúan a pesar de todos los reveses y asesinatos en masa.  [12] Sumado a esto, ha habido una serie de luchas significativas y confrontaciones políticas en otros países que podrían no haber dado lugar a situaciones prerrevolucionarias pero que, sin embargo, son significativas (por ejemplo, huelga general en Colombia, enfrentamientos violentos en Guinea, huelga de maestros en Jordania, el movimiento Gilets Jaunes en Francia [13], protestas masivas contra el fraude electoral y la represión en Rusia, etc.). En el caso de Sudán, hemos visto un cierto grado de estabilización después de un acuerdo democrático contrarrevolucionario y la creación de un “gobierno de transición” burgués. Sin embargo, esta situación podría cambiar pronto. [14]

Algunas de estas luchas lograron victorias parciales (por ejemplo, Ecuador). Sin embargo, casi todos enfrentan una brutal represión por parte del aparato estatal. Tal represión no es sorprendente, ya que los regímenes capitalistas tienen poco espacio para maniobrar: estamos, como lo describimos en nuestro análisis reciente de la economía mundial, al comienzo de otra Gran Recesión. [15] Por lo tanto, la clase dominante trata de reprimir estas revueltas populares tanto como sea posible.

Como ya hemos señalado en otro espacio, el repunte actual de la lucha de clases global no debe verse de manera aislada. Tiene que verse, y de hecho solo puede entenderse, en combinación con varios otros acontecimientos cruciales que, en combinación, anuncian un cambio dramático en la situación mundial. Estos acontecimientos adicionales son a) la decadencia de la economía mundial capitalista, b) el declive de la hegemonía estadounidense a nivel mundial y, en particular, en el Medio Oriente, [16] y c) la crisis política interna de los líderes contrarrevolucionarios en Occidente (por ejemplo, Trump, Netanyahu, Mohammed bin Salman y el General Sisi). [17]

El proceso combinado de estos desarrollos fundamentales muy probablemente dará como resultado un agravamiento significativo de la crisis económica y política del Capitalismo y una intensificación masiva de las luchas entre las clases y los Estados. Si bien el resultado de este proceso no está predeterminado, es evidente que existe la posibilidad de que surja una situación mundial prerrevolucionaria.

Este curso de los eventos no es una sorpresa. Como resultado de nuestros esfuerzos en los últimos años para analizar el período histórico actual de decadencia capitalista y sus características específicas, hemos podido explicar la línea fundamental de desarrollo, predecir el curso general de los eventos y prepararnos políticamente para ellos.

Los lectores pueden verificar esto sobre la base de una serie de documentos que la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional (CCRI) publicó en los últimos años. [18] En nuestro libro sobre las Perspectivas mundiales de 2018, señalamos: “Se podría decir que estamos en una fase previa del colapso capitalista, es decir, estamos ante una fase de eventos catastróficos como grandes guerras, colapso económico y explosiones revolucionarias. (…) En resumen, la situación mundial actual se caracteriza por una creciente polarización e inestabilidad. Está preñada de enormes posibilidades y peligros. La multitud de factores y el entrelazamiento de fuerzas en conflicto excluyen la posibilidad de un pronóstico concreto al corto plazo. Pero la tendencia general del desarrollo es absolutamente clara: el viejo orden mundial se está desmoronando y nos dirigimos tanto a guerras regionales devastadoras como a olas (pre) revolucionarias de levantamientos populares. ¡Esto pone una enorme responsabilidad sobre los hombros de todos los activistas que luchan contra el imperialismo y la explotación capitalista!” (Tesis 16 y 17)

Y hace unos meses, resumimos las tesis de nuestro documento Perspectivas mundiales 2019 en las siguientes oraciones: “En conclusión, todos los elementos de la situación mundial apuntan a terremotos políticos y económicos mundiales por delante. Tales convulsiones resultarán en una gran transformación de la situación política mundial. La Gran Recesión en desarrollo desestabilizará el tejido social en todos los países y acelerará el asalto de cada clase dominante contra las clases explotadas. Intentarán robar a los trabajadores y oprimidos aún más de lo que ya lo han hecho en décadas anteriores. Este proceso inevitablemente incluirá ataques crecientes contra los derechos democráticos y una tendencia hacia la creación de regímenes autoritarios. Las Grandes Potencias intensificarán su rivalidad y también lo harán varias potencias regionales. En otras palabras, el peligro de guerra se acelerará dramáticamente. La ofensiva contrarrevolucionaria de la clase dominante ha provocado y continuará provocando luchas de masas y agitaciones revolucionarias. En resumen, una fase llena de tensiones militares y sacudidas de sables, luchas de clases, ataques contrarrevolucionarios y explosiones revolucionarias nos espera. Nos dirigimos hacia una erupción volcánica política.” (Tesis 40)

La relevancia de la cuestión democrática.

El propósito de este artículo no es un análisis detallado de cada una de estas luchas. La CCRI ya ha publicado declaraciones y artículos sobre la mayoría de estas revueltas populares, como se puede ver en las notas al pie de página. Obviamente, continuaremos haciéndolo. En el presente ensayo, nos limitaremos a describir algunas características importantes de los levantamientos populares actuales y a debatir las conclusiones necesarias para la estrategia de los revolucionarios.

Una característica común es que estas revueltas masivas tienen un carácter elemental. Por lo general, se centran en ataques económicos (paquetes de austeridad, aumentos de precios, impuestos más altos, etc.) y / o demandas democráticas (corrupción, leyes autoritarias, dictaduras, etc.). Ya notamos en nuestro documento de Perspectivas mundiales de 2019 que “las clases dominantes en todo el mundo están librando una ofensiva reaccionaria contra los derechos sociales y democráticos de la clase trabajadora y los oprimidos“.

Esto no es sorprendente. La crisis capitalista empuja al gobierno burgués de todo el mundo a atacar las conquistas sociales restantes de las masas. Además, la creciente erosión de la base social y el apoyo popular a estos gobiernos los obliga a confiar cada vez más en las leyes autoritarias y la represión. Esto significa que la polarización actual con una tendencia reaccionaria cada vez más agresiva entre la burguesía que impulsa una “solución” autoritaria no es un fenómeno temporal. Es una necesidad para la clase dominante en un período de decadencia capitalista pugnar por una u otra forma de dictadura abierta. La lucha contra tales tendencias seguirá siendo de importancia central para el programa marxista. Como Trotsky enfatizó repetidamente, es necesario combinar la lucha por demandas mínimas, como la defensa de las conquistas sociales o los derechos democráticos, con un programa de transición dirigido a la conquista del poder. [19] Al final, solo el derrocamiento de la clase capitalista a través de una revolución socialista de la clase trabajadora y los oprimidos erradicará los peligros del autoritarismo burgués y del fascismo.

Estamos convencidos de que este enfoque es particularmente relevante en el período actual. Por lo tanto, la CCRI ha señalado repetidamente la relevancia significativa de la cuestión democrática en el período histórico actual. [20] Es por eso que siempre hemos rechazado un enfoque sectario que ignora o desprecia la relevancia de las demandas democráticas y las denuncia como una especie de cuestión “atrasada” que no merece la atención de los marxistas.

Sin comprender el potencial revolucionario de la cuestión democrática y su relación con la estrategia de la revolución permanente, uno es incapaz de encontrar una orientación política correcta en los eventos actuales en el mundo árabe (o en cualquier otro lugar). Ignorar los desafíos de la conciencia de masas prevaleciente, con todas sus limitaciones democráticas pequeñoburguesas iniciales, conduce directamente al callejón sin salida del aislamiento sectario. ¡Los revolucionarios deben defender la cuestión democrática y no dejarla en manos de los líderes pequeñoburgueses y los traidores burgueses! Este fue el enfoque de los bolcheviques y León Trotsky… ¡y este es nuestro enfoque también!” [21]

Violencia y pacifismo

Otra característica importante, relacionada con el punto anterior, es el carácter violento de casi todas las protestas masivas en las últimas semanas y meses. Esto refleja un desarrollo importante. El creciente carácter autoritario de los gobiernos burgueses y su manejo represivo de las protestas han provocado una creciente disposición de los sectores de las masas para luchar por cualquier medio necesario.

Obviamente, es un desarrollo positivo si sectores de las masas aprenden que el pacifismo es un enfoque inútil e ilusorio cuando se enfrentan con el Estado burgués. Siempre ha sido un pilar del programa marxista que el Estado capitalista no puede ser derrocado sin violencia y, por lo tanto, que “no puede haber una evolución pacífica hacia el socialismo“. [22] Lenin insistió repetidamente en esta lección clave: “La historia ha demostrado que sin la violencia revolucionaria no se puede lograr la victoria. Sin una violencia revolucionaria dirigida contra los enemigos declarados de los trabajadores y campesinos, es imposible derribar la resistencia de estos explotadores”. [23]

Por supuesto, esto no significa que los marxistas respalden actos como la violencia sin sentido contra la propiedad pública o el saqueo. Pero la conclusión de esto no es denunciar la violencia como tal, sino más bien abogar por la organización de las masas para luchar contra las fuerzas estatales burguesas de una manera resuelta. Esta es la razón por la cual los revolucionarios deben abogar por la formación de comités de autodefensa que protejan las manifestaciones contra la brutalidad policíaca y que, en un momento posterior, puedan convertirse en milicias obreras y populares.

Por el contrario, siempre ha sido una característica clásica del reformismo y el centrismo pequeñoburgueses imaginar que es posible una transformación pacífica al socialismo. La CCRI advierte que es inevitable que las fuerzas reformistas y centristas usen su influencia para difundir las ilusiones pacifistas y socavar cualquier esfuerzo por construir tales comités de autodefensa. Como hemos señalado en repetidas ocasiones, centristas estalinistas y pseudo-marxistas, como el CWI y la IMT, defienden las teorías de que es posible una transformación pacífica al socialismo. ¡Hacemos hincapié en que esta es una ilusión peligrosa que ha sido refutada por la Historia una y otra vez! [24]

Espontaneidad y conciencia inmediata de las masas

Otra característica crucial del aumento de la lucha de clases global es su carácter en gran medida espontáneo. Hay ciertas excepciones como, por ejemplo, en Ecuador, donde varias organizaciones de masas indígenas como la CONAIE y los sindicatos desempeñaron un papel de liderazgo. Los bien arraigados Comités de Defensa de la República también están desempeñando un papel importante en el auge popular en Catalunya. Sin embargo, en la mayoría de los casos, e incluso en los dos casos mencionados, existe un alto grado de espontaneidad.

Esto es en gran parte el resultado del descrédito de las direcciones burguesas, pequeñoburguesas y reformistas existentes. Las masas están buscando nuevas formas y nuevas alternativas. Tal carácter espontáneo de las protestas refleja, por un lado, un elemento crucial para cualquier levantamiento revolucionario: un odio profundo de las masas contra los gobernantes y una fuerte determinación de luchar contra la injusticia. También refleja que las masas ya no confían en los viejos liderazgos (o al menos no los esperan y no confían en ellos ciegamente).

Por otro lado, los marxistas también deben ver las debilidades y los peligros de tal espontaneidad. Primero, existe un gran peligro de que los alzamientos populares estallen como arrebatos espontáneos, pero desaparezcan nuevamente relativamente pronto debido a la falta de estructuras. Varias rebeliones en Iraq, el movimiento Umbrella en Hong Kong en 2014, el movimiento Occupy Wall Street en 2011, son ejemplos de esto.

En segundo lugar, la clase dominante está bien organizada y, al final, aplastará cualquier movimiento de masas si no se organiza y contraataca de manera organizada. Por lo tanto, los revolucionarios deben explicar pacientemente la urgente necesidad de organizar a las masas en comités de acción arraigados en lugares de trabajo, vecindarios, escuelas y universidades, pueblos, etc. Tales comités deberían elegir delegados para coordinar la lucha local, regional y nacional.

Además, la espontaneidad abre las puertas a varias fuerzas pequeñoburguesas y burguesas que tratarán de influir en los movimientos de masas en una dirección peligrosa. El papel reaccionario de los grupos proamericanos en el movimiento de protesta de Hong Kong es un ejemplo de esto. El papel de los liberales pequeñoburgueses y los islamistas posteriores en la Revolución Árabe es otro ejemplo. O tomemos como ejemplo las fuerzas pro-ONU en el movimiento “Fridays For Future” que insisten en coordinar todas las actividades con la policía. Dichas fuerzas explotan las ilusiones existentes y tratan de canalizarlas en una dirección inútil.

El papel de las ideologías atrasadas.

Relacionado con este tema hay otra pregunta que a menudo se malentiende por parte de algunos marxistas. La falta de experiencia de las masas, la ausencia de un partido de masas revolucionario, los reveses en las luchas, todo esto da como resultado una situación en la que las masas populares ingresan al campo de batalla con una conciencia atrasada. Tal conciencia atrasada puede tomar diferentes formas. Puede dar lugar a esperanzas ingenuas de que las Naciones Unidas puedan revertir el cambio climático o que intervendrán en este o aquel país para encontrar una solución. Puede tomar la forma de varias ideologías pequeñoburguesas (nacionalismo, islamismo, libertarismo, etc.). O puede tomar la forma de ilusiones en potencias extranjeras (por ejemplo, ilusiones en Occidente en Hong Kong).

Desafortunadamente, algunos marxistas sacan con demasiada frecuencia conclusiones erróneas de tales desarrollos. Un tipo de error es la denuncia sectaria de tales movimientos debido a su conciencia atrasada. Tal enfoque es altamente peligroso. Condena a los revolucionarios al autoaislamiento de importantes luchas de masas. Se basa en la incapacidad de comprender el papel de la ideología de una manera dialéctica y materialista. Los marxistas tienen que ver el papel de las ideologías atrasadas en los movimientos de masas principalmente como una expresión distorsionada de los intereses sociales. Este es a menudo el papel de la ideología en la conciencia de las masas, como Engels explicó en una carta a Franz Mehring en 1893:

La ideología es un proceso que se opera por el llamado pensador conscientemente, en efecto, pero con una conciencia falsa. Las verdaderas fuerzas propulsoras que lo mueven, permanecen ignoradas para él; de otro modo, no sería tal proceso ideológico. Se imaginan, pues, fuerzas propulsoras falsas o aparentes“. [25]

Por lo tanto, no es sorprendente que las luchas de liberación hayan tenido lugar muchas veces bajo la bandera de la religión. Engels, refiriéndose a las guerras campesinas en Europa en el siglo XVI, escribió:

También en las llamadas guerras religiosas del siglo XVI se trataba sobre todo de intereses materiales y de clase muy positivos y estas guerras fueron luchas de clase, lo mismo que más tarde los conflictos interiores en Inglaterra y Francia. El hecho de que estas luchas de clase se realizasen bajo el signo religioso, que los intereses, necesidades y reivindicaciones de las diferentes clases se escondiesen bajo un manto religiosa no cambia en nada sus fundamentos y se explica fácilmente teniendo en cuenta las circunstancias de la época“. [26]

El enfoque de Engels sigue siendo relevante hoy en día, ya que la religión también ha desempeñado un papel ideológico enorme en las luchas de liberación en la época moderna del imperialismo. Como ejemplos nos referimos a la rebelión de los boxers en China en 1900, el papel de las fuerzas islamistas como la Organización de los Muyahidines del Pueblo en Irán en la década de 1970, Hamas y la Jihad Islámica Palestina, los talibanes afganos o varias corrientes islamistas en Siria, Yemen y Egipto hoy, por nombrar solo algunos ejemplos.

El liberalismo pequeñoburgués ha sido otra ideología que ha influido en las masas como podemos ver actualmente en Hong Kong o en el movimiento del cambio climático. El nacionalismo es muy influyente en otros casos (por ejemplo, en todos los países de la Revolución Árabe y en Cataluña).

Sin embargo, aunque los marxistas obviamente rechazamos la ideología equivocada e ilusoria de tales movimientos, no pueden ni deben ignorarse los intereses de clase democráticos y revolucionarios que acechan detrás de la niebla religiosa (o nacionalista, etc.), ya que estos manifiestan la determinación de las clases populares oprimidas de derrocar a un régimen reaccionario o un invasor imperialista extranjero. Los marxistas tienen que apoyar y relacionarse con este interés de clase progresista y oponerse a la política reaccionaria en tales movimientos para poder separar a los trabajadores y los oprimidos de las direcciones pequeñoburguesas y ganarlos a una política revolucionaria.

Señalamos en este contexto que la famosa revuelta mundial de trabajadores y jóvenes en 1968 también comenzó con demandas muy limitadas e ideologías altamente confusas. Los estudiantes universitarios exigían solo algunas reformas en el sistema educativo o el fin de la intervención militar de los Estados Unidos en Vietnam. Durante mucho tiempo tuvieron un desdén por la clase trabajadora y la consideraron “totalmente integrada en el sistema” (no accidentalmente los ideólogos pequeñoburgueses de la llamada Escuela de Frankfurt como Herbert Marcuse tuvieron una gran influencia durante mucho tiempo). Fue solo después de un proceso de varios años que muchos activistas se volvieron hacia el marxismo (al menos en las versiones que estaban disponibles en ese momento).

Por otro lado, sería igualmente incorrecto adaptarse oportunistamente a tales ideologías atrasadas en los movimientos de masas. Por supuesto, las denuncias sectarias estériles están completamente equivocadas. Pero los marxistas tampoco debemos compartir las ilusiones de las masas. Difundiendo ilusiones de que la transición pacífica es posible, que el sistema puede cambiarse mediante elecciones parlamentarias, o que la “multitud” en lugar de la clase trabajadora es el sujeto del cambio social; todos estos son ejemplos de una adaptación sumamente oportunista a una conciencia de masas subdesarrollada.

Táctica del Frente Único

En períodos como el actual, donde los marxistas son una pequeña minoría en grandes movimientos de masas, es particularmente urgente comprender el método de la táctica del frente único y aplicarlo de acuerdo con las circunstancias. Primero, es crucial trabajar dentro del movimiento de masas independientemente de la conciencia inmadura y atrasada de la mayoría de quienes participan. Obviamente, tal enfoque sería incorrecto en casos de movimientos reaccionarios (por ejemplo, el movimiento de derecha en Ucrania en la primavera de 2014 o las recientes protestas pro-EE. UU. dirigidas por el político de oposición burgués Guaidó en Venezuela). Sin embargo, la gran mayoría de los movimientos de masas de hoy reflejan una reacción progresiva de las clases populares contra los ataques de la burguesía y el imperialismo. Cualquier abstencionismo sectario de tales movimientos legítimos estaría completamente equivocado.

En segundo lugar, es crucial para los revolucionarios abogar por las tácticas necesarias para ganar la lucha. Esto significa plantear las formas apropiadas de acciones de masas (manifestaciones masivas, huelgas locales, huelgas generales, ocupaciones, etc.) así como las formas apropiadas de organización de masas (comités de lucha, comités de autodefensa, etc.).

En tercer lugar, el método del frente único requiere apelar a fuerzas significativas en tales movimientos de masas para acciones conjuntas y llamarlas para que tomen las tácticas necesarias para ganar la lucha. [27] Es cierto que, por lo general, tales fuerzas no tienen un carácter revolucionario, sino más bien reformista o populista. Sin embargo, dado que las masas actualmente siguen a tales fuerzas (y no a los marxistas), es necesario relacionarse con sus expectativas. Las masas aprenden a través de su experiencia y la tarea de los marxistas es ayudar a las masas en este proceso. Lanzar exigencias a tales liderazgos reformistas o populistas puede ayudar a las masas a generar tal experiencia. Además, ayuda a los marxistas a tener acceso a las masas para que puedan explicar su programa y ganar sectores de vanguardia.

Finalmente, los marxistas deben explicar a las masas las deficiencias de los líderes actuales, qué tiene de incorrecto su política y por qué deben ser reemplazados por un liderazgo revolucionario.

¿Es este un nuevo 1968?

La ola mundial actual de luchas de masas es realmente excepcional. El único paralelo en la historia reciente es la primera fase de la Gran Revolución Árabe en 2011. Sin embargo, como su nombre ya indica, este proceso revolucionario se limitó a una sola región. [28] Hoy tenemos un proceso verdaderamente global de levantamientos masivos.

Un paralelo que viene a la mente es el alzamiento de las luchas de masas alrededor del año 1968. En ese momento, el orden mundial fue sacudido por las guerras de liberación antiimperialistas (por ejemplo, Vietnam), así como luchas de masas hasta las huelgas generales en varios países (Francia, Italia, México, Argentina, Checoslovaquia, India, etc.). Además, hubo grandes trastornos en China en el contexto de la llamada “Revolución Cultural”.

¿Ya estamos en ese “momento 68”? Creemos que ese no es el caso, al menos no todavía. La razón principal de tal evaluación es que hasta ahora los alzamientos populares no han llegado a los principales países del orden mundial capitalista. En aquellos casos en los que han afectado a países tan importantes, el aumento popular permanece aislado en una región específica (es decir, Hong Kong en China y Cachemira en India). Una situación similar es el caso en Catalunya y el Estado español.

Sin embargo, no cabe duda de que esta situación puede cambiar relativamente rápido. ¿Por qué no debería ser posible que el fuego de Ecuador electrifique a México, Argentina o Brasil? ¿O por qué el ejemplo de Cachemira y Hong Kong no debería inspirar a otros en China o India? ¿No podría ser fácilmente el caso de que la dictadura militar del general Sisi se derrumbe muy pronto y él, y también el saudí Mohammed bin Salman, se vean obligados a pedir asilo a Trump o Putin? ¿No puede el ejemplo de Catalunya encontrar a quienes los imite en Europa? ¿Y está más allá de la imaginación que un imbécil reaccionario como Trump pueda tratar de imponer un estado de emergencia y provocar así la primera situación revolucionaria en los Estados Unidos desde 1865?

Naturalmente, estos son solo algunos ejemplos. Sin embargo, creemos que demuestran muy claramente que nos estamos acercando a un “momento 68”. Es cierto que puede haber reversiones, incluso en el futuro cercano. El levantamiento de Hong Kong puede ser aplastado por una invasión del Ejército Popular de Liberación chino. Idlib podría estar ahogado en sangre por el ejército asadista y la Fuerza Aérea rusa (con la ayuda implícita de Erdogan). Pero cuando hablamos de la proximidad de un “momento 68” no queremos decir que esto suceda necesariamente en las próximas semanas. Como indicamos antes, los eventos en 1968, fueron preparados por varias protestas masivas en los años anteriores. Sin embargo, nos parece que hemos entrado en ese proceso.

Por supuesto, sería ingenuo y tonto creer que hemos entrado ahora en un período de auge interminable de la lucha de clases global. La falta de liderazgo revolucionario, la inexperiencia de las masas, la influencia de varias fuerzas pequeñoburguesas, todo esto hace que sea casi inevitable que los trabajadores y los oprimidos sufran contratiempos o incluso derrotas directas. Esta es la vida real de la lucha de clases, que podría ser incómoda para las rutinas reformistas o los traficantes de frases sectarias. Sin embargo, las masas aprenden solo en tales luchas y las fuerzas de vanguardia solo se prueban en tales experiencias. Las organizaciones revolucionarias mismas se forjan en esos momentos históricos. Los revolucionarios auténticos miran hacia tales ascensos de la lucha de clases global llenos de alegría y están preparados para lanzarse por completo a tales movimientos. ¡Las inevitables derrotas no asustan a los marxistas ya que saben que esto los ayudará a ellos y a todos los demás activistas a aprender y madurar para que puedan preparar las victorias del futuro!

El pesimismo pequeño burgués hace imposible la preparación política

Si bien este no es el espacio para tratar este tema en detalle, notamos de paso que varias fuerzas reformistas y centristas entran en el nuevo período de intensas luchas de clases en un estado completamente confuso. Hace solo unos días, la “Cuarta Internacional” en la tradición de Pablo y Mandel, históricamente la más grande de las autoproclamadas organizaciones “trotskistas”, aunque difícilmente afirma que se adhiera al trotskismo (por no hablar de su política caracterizada por su oportunismo derecho-centrista): publicó un artículo característico. [29] Lleva el título indicativo “América Latina y la ola reaccionaria mundial” y refleja la perspectiva desmoralizada de un académico “de izquierda”. El autor, Martín Mosquera, es un intelectual argentino (en el peor de los sentidos) que envuelve su pesimismo en el lenguaje tortuoso del estructuralismo althusseriano (con una dosis de Gramsci), confirmando la regla “mientras más palabras académicas, menos significado”.

Si bien el autor mandelista reconoce la existencia de luchas de clases (¡al menos!), Se resigna al dominio de una “ola reaccionaria” a nivel mundial, así como en América Latina. (“A pesar de las nuevas luchas sociales, la espiral de derrotas de la clase trabajadora no se ha roto, por lo que la relación de las fuerzas sociales y políticas tiende a favorecer a la extrema derecha como una salida a los disturbios sociales“.) Para académicos tan pesimistas, las luchas de clases no son oportunidades para avanzar en la independencia política y organizativa de la clase trabajadora y los oprimidos, sino más bien intentos inútiles dada la “hegemonía de las fuerzas de derecha“.

Característicamente, las únicas esperanzas del autor son… ¡los regímenes capitalistas estatales bolivarianos! (“Sin embargo, una mirada rápida al panorama geopolítico latinoamericano muestra una tendencia relevante para nuestros debates estratégicos: las experiencias radicales de Venezuela y Bolivia, a pesar de haber enfrentado las hostilidades más agresivas (golpes militares, intentos separatistas, maniobras de intervención) son las que logran la mayor sostenibilidad y penetración en las clases populares“).

Otro ejemplo de ese pesimismo es la perspectiva actual de un grupo trotskista mucho más pequeño autoproclamado la “Liga para la Quinta Internacional” (L5I). En un documento sobre la situación global adoptado por su reciente congreso, proclaman que estamos en una “fase contrarrevolucionaria“. [30] En el primer párrafo de la resolución, incluso plantean el espectro de un largo período contrarrevolucionario. (“Si la crisis del sistema burgués no se resuelve de forma revolucionaria debido a la debilidad del movimiento proletario global y su crisis de liderazgo, son inevitables largos períodos de ataques y reveses contrarrevolucionarios“). Como era de esperar, la resolución también confirma la posición derrotista de esta organización de que “2014/2015 marcó el final de la Primavera Árabe“.

Naturalmente, nuestro desacuerdo con tales camaradas no es la existencia de ataques contrarrevolucionarios de las clases dominantes. La CCRI ha esbozado en repetidas ocasiones en sus documentos de Perspectiva Mundial que una ofensiva tan reaccionaria de la burguesía es una característica esencial del período actual (¡y lo seguirá siendo, ya que la decadencia del capitalismo no deja ninguna oportunidad para alternativas!).

El problema fundamental con ese pesimismo pequeñoburgueses es más bien que reconoce solo esta cara de la moneda, que ignora o subestima la otra: el hecho de que una ofensiva tan reaccionaria de las clases dominantes inevitablemente provoque contracorrientes: ¡gran inestabilidad social, explosiones políticas y luchas clases revolucionaria! Como declaramos en nuestro documento de Perspectivas Mundiales 2019: “Ambas líneas de contradicción, la crisis económica y la rivalidad de la Gran Potencia, ahora están experimentando una transformación de la cantidad a la calidad. Es evidente que tal aceleración de contradicciones inevitablemente impulse a las clases dominantes a seguir adelante con su ofensiva contrarrevolucionaria que, a su vez, provocará nuevos brotes en la lucha de clases” [31].

Contrariamente a las sugerencias de varias fuerzas reformistas y centristas, no estamos viviendo en un período como el triunfo de Hitler en Alemania en 1933, que aplastó el movimiento obrero y liquidó la lucha de clases en ese país durante varios años. Todo lo contrario, estamos en el período de una ola creciente de luchas de clases por las que, por cierto, varios regímenes de derecha enfrentan problemas crecientes en casa.

La Gran Revolución Árabe: una lección humillante para los reformistas y centristas desmoralizados.

En este contexto, es necesario señalar que numerosas organizaciones reformistas y centristas han declarado prematuramente la Revolución Árabe como “muerta” o incluso se han unido a la contrarrevolución. Como hemos demostrado en otro lugar, el estalinismo internacional siempre se ha puesto del lado de la dictadura de Assad contra el levantamiento del pueblo sirio. [32] Del mismo modo, el Partido “Comunista” en Egipto saludó el golpe militar del General Sisi como la “Segunda Revolución“. Sin embargo, tal traición absoluta no se limitó al estalinismo. La IMT de Alan Woods y la morenista LIT también dieron la bienvenida al golpe militar en Egipto en julio de 2013 (al igual que los “socialistas revolucionarios” cliffistas en la primera fase). [33] El Partido Obrero Argentino y sus co-pensadores internacionales en la CRCI han ignorado desde hace años el carácter imperialista de Rusia y China y han llamado a ponerse del lado de ellos contra “los yanquis“. [34]

Otras organizaciones no se unieron a la contrarrevolución. Pero varios de ellos, como el PTS argentino y la Fracción Trotskista o el CWI, declararon que el proceso revolucionario en el mundo árabe estaba muerto. Utilizaron tal caracterización para legitimar una posición neutral en las guerras civiles en Siria y Yemen en lugar de ponerse del lado de las masas populares. [35]

Estos desarrollos no han sido accidentales. Varios centristas elogiaron (a menudo de forma muy poco crítica) la Revolución Árabe en la primera fase cuando fue dirigida por varias fuerzas liberales democráticas y académicos universitarios. Sin embargo, cuando estas fuerzas pequeñoburguesas fueron eliminadas por otras fuerzas pequeñoburguesas (es decir, islamistas), cambiaron su posición 180 grados y denunciaron el proceso revolucionario. (Notamos de paso que el YPG kurdo nacionalista pequeño burgués siguió siendo un héroe para casi todas estas organizaciones centristas a pesar del hecho de que se convirtieron en soldados de infantería del imperialismo estadounidense en la conquista del este de Siria y siguen siendo queridos suyos cuando recientemente formaron una alianza con ¡el genocida Assad y al imperialismo ruso! [36]) Detrás de estos fenómenos está la adaptación oportunista de las fuerzas centristas al medio académico liberal de izquierda con todos sus prejuicios libertarios e islamofóbicos.

Sin embargo, como la CCRI ha señalado repetidamente, un obituario tan prematuro de la Revolución Árabe por parte de varios centristas (para justificar su deserción de las luchas de liberación en curso) estaba completamente equivocado y solo podía sembrar la confusión entre las capas de activistas de vanguardia. Hace unos meses, notamos sobre tales fuerzas: “Del mismo modo, hemos argumentado en repetidas ocasiones en contra de los fatalistas derrotistas que confundieron los contratiempos con una derrota final de la Revolución Árabe y que utilizaron este grave error de juicio como una excusa para denunciar las continuas luchas de liberación de las masas populares como “reaccionarias”. Bueno, las profundas rupturas en Argelia y Sudán, las continuas guerras civiles de las masas populares contra la dictadura y la invasión extranjera en Siria, Libia y Yemen, la constante lucha de liberación del pueblo palestino contra el enemigo sionista, el creciente número de luchas de masas en Irán, Irak y Jordania, etc., todos estos eventos han demolido el mito reaccionario de la Revolución Árabe “terminada” y “degenerada” y lo han expuesto como una ilusión de camaradas desmoralizados, escépticos eurocéntricos y calumniadores estalinistas.”[37]

¡Esta evaluación es diez veces más relevante hoy que es cuando más gobernantes en el mundo árabe vacilan ante levantamientos populares como los de Irak, Líbano y Egipto! ¡Solo hay que mirar las manifestaciones masivas en Idlib, el último baluarte de la Revolución siria, donde la gente levanta las banderas iraquíes y egipcias para expresar su solidaridad con los levantamientos de sus hermanos y hermanas! ¡Todas estas luchas son parte del mismo proceso de la Gran Revolución Árabe en curso!

Repetimos: el hecho de que los reformistas y los centristas no reconozcan la naturaleza de la Revolución Árabe en curso no es principalmente una cuestión de “dificultad para hacer un juicio correcto desde lejos“. Eso podría ser cierto en uno u otro caso. Pero como casi todas estas fuerzas giran en la misma dirección, debe haber una lógica política detrás de esto. ¡Esta lógica es una adaptación oportunista al medio académico liberal de izquierda con todos sus prejuicios libertarios e islamofóbicos!

Hemos llamado la atención sobre esta vergonzosa debacle del reformismo y el centrismo no solo porque es un tema importante y característico en sí mismo. Lo hemos hecho también porque creemos que hay lecciones importantes que aprender.

Creemos que es probable que varias fuerzas reformistas y centristas se suban al carro y elogien la nueva ola global de luchas de clases. Muchos de ellos podrían olvidar su pesimismo del pasado y volverse “optimistas”. Sin embargo, advertimos que estos reformistas y centristas no serán de utilidad para la construcción de un liderazgo revolucionario. Como no entienden el papel central del partido revolucionario, dirigirán sus esperanzas a varias direcciones “progresistas” burguesas y pequeñoburguesas (como los bolivarianos en el ejemplo anterior). Y tan pronto como las luchas sufran derrotas (lo cual es muy probable), estas personas abandonarán rápidamente los campos de batalla y volverán a su pesimismo.

La urgente necesidad de un partido revolucionario – nacional e internacional

Esto nos lleva a la conclusión más importante: la ola mundial actual de luchas de clases ofrece una gran oportunidad para avanzar en la construcción de un partido revolucionario, a nivel nacional e internacional. Impulsa el avance de tal proyecto porque el factor crucial que finalmente decidirá si esos trastornos revolucionarios serán aplastados o no es la cuestión de si los activistas de la clase trabajadora políticamente más avanzados aprenderán las lecciones de esta lucha y tendrán éxito en la construcción de un partido revolucionario a tiempo.

Mientras la clase trabajadora y los oprimidos no posean un partido de combate revolucionario, tanto a nivel nacional como mundial, no pueden tener éxito en su lucha por la liberación. Para tener éxito contra sus poderosos enemigos, la clase trabajadora debe tener un partido con un programa claro, esbozando el camino desde la situación actual hasta la conquista del poder. Necesita un partido que concrete dicho programa en una serie de estrategias y tácticas relacionadas con las condiciones cambiantes de la lucha de clases. Y debe tener un partido que acompañe dicho programa con una organización de combate de cuadros armados que actúen de manera centralizada y coordinada como un puño cerrado para la lucha de clases proletaria. [38]

Tal partido tiene que basarse en un programa revolucionario centrado en la situación actual. La CCRI llama a todos aquellos que están de acuerdo en esta perspectiva sobre la situación mundial actual en general y las tareas correspondientes a unirse para avanzar en la lucha por construir tal partido. [39]

Hacemos hincapié en que un partido revolucionario no debe y no puede construirse en aislamiento nacional. Cada país depende de otros y cada lucha de clases nacional está determinada por factores internacionales. No existe un camino nacional para construir un partido mundial, sino solo internacional. Por lo tanto, un verdadero partido revolucionario, así como una organización pre-partido, debe existir como una formación internacional desde el principio. Sin una organización internacional, el centralismo nacional y finalmente las desviaciones nacionalistas son inevitables, ya que no hay conciencia sin materia ni espíritu sin cuerpo.

Para esto, los activistas deben romper con todas esas corrientes políticas que han llevado las luchas revolucionarias pasadas a los actuales callejones sin salida. Deben construir un partido revolucionario independiente de todas las variaciones del estalinismo, el populismo, el nacionalismo, el islamismo o el liberalismo burgués. Al mismo tiempo, no puede y no debe construirse fuera de las luchas de masas concretas que actualmente tienen lugar bajo el liderazgo de tales fuerzas.

Es cierto que un nuevo partido revolucionario a nivel nacional e internacional no se puede establecer de un solo golpe. Debe ser probado políticamente en las luchas de los trabajadores y los oprimidos. Sin embargo, la organización de un núcleo, independientemente de su tamaño actual, para construir tal partido puede y debe comenzar de inmediato. Por lo tanto, repetimos nuestro llamado a todos los revolucionarios auténticos para que comiencen a reunirse de inmediato y discutan una plataforma concreta para la lucha de clases y para avanzar en la construcción de un partido.

¡Camaradas, seamos claros acerca de la responsabilidad de cada uno de nosotros! Estamos en medio de un proceso en rápida evolución lleno de grandes crisis políticas y luchas de clases. Veremos grandes victorias y derrotas. Tal período por delante ofrece enormes oportunidades, así como peligros para los revolucionarios. Es de suma importancia que los activistas socialistas de todo el mundo comprendan la naturaleza de este proceso, extraigan las lecciones necesarias y se organicen y luchen conjuntamente por un programa revolucionario consistente. El líder obrero marxista Wilhelm Liebknecht declaró que la tarea de los revolucionarios es “estudiar, propagar, organizar“. ¡Este eslogan sigue siendo muy válido!

Notas:

[1] Ver, p. RCIT: Ecuador: ¡Por una insurrección popular para derribar el régimen de Lenin Moreno! ¡Por un gobierno de los trabajadores, indígenas, campesinos y sectores populares! 12 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/ecuador-por-una-insurreccion-popular-para-derribar-el-regimen-de-lenin-moreno/; Declaración conjunta de la CCRI y el PRT (Costa Rica): Ecuador: ¡Por una huelga general indefinida contra el paquete de austeridad neoliberal! ¡Hay que crear asambleas populares democráticas para derrotar al gobierno de Moreno que está al servicio del FMI! ¡Por un gobierno obrero, indígena, campesino y popular! 06 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/ecuador-por-una-huelga-general-indefinida-contra-el-paquete-de-austeridad-neoliberal/; PRT (Costa Rica): ECUADOR: DERROCAR A MORENO Y EXPULSAR AL FMI, 14 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/forum/prt-cr-ecuador-derrocar-a-moreno-y-expulsar-al-fmi/

[2] Ver, p. Tomás Andino Mencía: Del auge al ocaso de la dictadura de “JOH”, 18 julio, 2019, https://www.thecommunists.net/forum/del-auge-al-ocaso-de-la-dictadura-de-joh/

[3] Ver, p. RCIT: Iraq: Victory to the Popular Insurrection against the Government of Abdel Mahdi! Build Popular Councils! For a Workers and Poor Peasants Government! 04 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/iraq-victory-to-the-popular-insurrection-against-the-government-of-abdel-mahdi/; Yossi Schwartz: On the Background of the Popular Uprising of the Iraqi People, 04 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/background-of-popular-uprising-of-the-iraqi-people/

[4] Ver, p. Yossi Schwartz: Lebanon: A Revolutionary Situation, 20 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/lebanon-a-revolutionary-situation/

[5] Ver, p. RCIT: Egypt: Bring Down the Tyrant Sisi! Spontaneous mass protests shatter the military dictatorship of General Sisi, 23 de septiembre, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/egypt-bring-down-the-tyrant-sisi/

[6] Ver, p. RCIT: Algeria and Sudan: Two Important Victories and a Warning. No trust in the army command and the old elite! Continue the Revolution! 11 de abril, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/first-victories-in-algeria-and-sudan/; RCIT: Algeria: Bouteflika Retreats! Now Let Us Defeat His System! Organize Committees of Action! For a General Strike and Popular Insurrection to bring down the regime! For a Workers and Poor Peasants Government! 12 de marzo, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/algeria-bouteflika-retreats-now-let-us-defeat-his-system/; RCIT: Algeria: Victory to the Popular Insurgency against Bouteflika and his System! 9 March 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/algeria-victory-to-the-popular-insurgency-against-bouteflika-and-his-system/

[7] Ver, p. RCIT: China: Solidarity with the General Strike in Hong Kong! For an international solidarity movement as the Stalinist-Capitalist regime in Beijing prepares a brutal crackdown! 01 de Agosto, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/asia/solidarity-with-the-general-strike-in-hong-kong/; RCIT: China: ¡Viva el levantamiento popular en Hong Kong! Después de que los manifestantes han tomado el parlamento: ¡huelga general contra el proyecto de ley de extradición y la Administración Lam! 03 de julio 2019, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/china-viva-el-levantamiento-popular-en-hong-kong/; RCIT: China: Mass Protests against Reactionary “Extradition Law” in Hong Kong. For an indefinite general strike to kill the bill and to bring down the Administration of Carrie Lam! 18 de junio, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/asia/china-mass-protests-against-reactionary-extradition-law-in-hong-kong/

[8] Hemos recopilado las declaraciones y artículos de la CCRI sobre Cachemira en una subsección especial en nuestro sitio web: https://www.thecommunists.net/worldwide/asia/collection-of-articles-on-the-liberation-struggle-in-kashmir/. Nuestra declaración sobre la última escalada del gobierno indio de Modi se puede leer aquí.: India: Defend the Kashmiri People against Modi’s “Israel-Style” Attack! India’s ultra-chauvinist BJP government abolishes decades-old autonomy rights of Muslim-majority province, 6 de Agosto, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/asia/india-defend-the-kashmiri-people-against-modi-s-attack/; véanse también los siguientes ensayos de Michael Pröbsting: The Kashmir Question and the Indian Left Today. Marxism, Stalinism and centrism on the national liberation struggle of the Kashmiri people, 26 de septiembre, 2019, https://www.thecommunists.net/theory/kashmir-question-and-indian-left-today/; Revolutionaries and the Slogan of “Azadi Kashmir”. Should Marxists advocate the independence of Kashmir? 13 de septiembre, 2019, https://www.thecommunists.net/theory/revolutionaries-and-the-slogan-of-azadi-kashmir/; India: A Prison House of Nations and Lower Castes (On the Reasons for Modi’s Coup in Kashmir). Essay on the social and national contradictions of Indian capitalism and the rise of Hindutva chauvinism, 16 de agosto, 2019, https://www.thecommunists.net/theory/india-is-a-a-prison-house-of-nations-and-lower-castes/

[9] Para el análisis de la CCRI sobre la lucha de Cataluña por la independencia, remitimos a los lectores a numerosos documentos que se recopilan en una subpágina especial en el sitio web de la CCRI: https://www.thecommunists.net/worldwide/europe/collection-of-articles-on-catalunya-s-independence-struggle/; sobre los acontecimientos recientes Ver, p. RCIT: Estado español: ¡Libertad a los presos políticos catalanes! 15 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/estado-espanol-libertad-a-los-presos-pol%C3%ADticos-catalanes/; Javier Cadenas: Cataluña: ¡Libertad para los Presos Politics!, 14 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/cataluna-libertad-para-los-presos-politics/

[10] Ver, p. RCIT: Revolutionary Change to End Climate Change! Only expropriation of the capitalist corporations opens the road towards the end of climate change, 20 de septiembre, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/global/revolutionary-change-to-end-climate-change/

[11] La CCRI ha publicado varios folletos, declaraciones y artículos sobre la Revolución siria a los que se puede acceder en una subsección especial de este sitio web: https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/collection-of-articles-on-the-syrian-revolution/. En particular, nos referimos a: RCIT: Syria: Assad Regime and Kurdish YPG Strike a Reactionary Deal. Assad, Putin, Trump, Erdoğan and the PYD/YPG leadership are all reactionary enemies of the Arab and Kurdish masses in Syria! 15 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/syria-assad-regime-and-kurdish-ypg-strike-a-reactionary-deal/; Yossi Schwartz: Syria: US Imperialism Deserts the Kurds … Once Again. The fruits of the collaboration of the Kurdish YPG/SDF leadership in Syria with Washington, 08 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/syria-us-imperialism-deserts-the-kurds-once-again/; CCRI: ¡Salvar la revolución siria! ¡Un llamado a la solidaridad internacional con el pueblo sirio en Idlib que sufre la bárbara embestida de Assad y Putin! 04 de junio, 2019, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/salvar-la-revolucion-siria/

[12] Ver, p. RCIT: Yemen: Another Humiliating Blow for the Saudi Aggressors! Yemeni popular resistance eliminates three pro-Saudi military brigades, 02 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/yemen-another-humiliating-blow-for-the-saudi-aggressors/

[13] Ver, p. CCRI: Francia: ¡Defender el movimiento de los “Chalecos Amarillos” contra la represión del Estado! ¡Construir comités de acción locales! ¡Presionar a los sindicatos para que se sumen al movimiento! ¡A organizar una huelga general indefinida! 03 de diciembre, 2018, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/francia-defender-el-movimiento-de-los-chalecos-amarillos-contra-la-represion-del-estado/

[14] Ver, p. RCIT: Sudan: The Deal with the Military Council is a Sell-Out of the Revolution! 08 de julio, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/sudan-the-deal-with-the-military-council-is-a-sell-out-of-the-revolution/; RCIT: Sudan: Fight Back against the Generals with a General Strike! International solidarity with the Sudanese people! 04 de junio, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/sudan-fight-back-against-the-generals-with-a-general-strike/; Yossi Schwartz: Sudan: Down with the Military Dictatorship! 03 de junio, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/down-with-sudan-s-military-dictatorship/; RCIT: Sudan: Bring Down the Regime of Omar al-Bashir! Organize Committees of Action! For a General Strike and Popular Insurrection to bring down the Regime! For a Workers and Poor Peasants Government! 28 de diciembre 2018, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/sudan-bring-down-the-regime-of-omar-al-bashir/

[15] Michael Pröbsting: Ha comenzado otra gran recesión de la economía mundial capitalista. La crisis económica es un factor importante en el dramático cambio actual de la situación mundial, 19 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/ha-comenzado-otra-gran-recesion-de-la-economia-mundial-capitalista/

[16] Ver, p. nuestros artículos sobre la Guerra Comercial Global que se recopilan en una subpágina especial en el sitio web de la CCRI: https://www.thecommunists.net/worldwide/global/collection-of-articles-on-the-global-trade-war/; para un estudio extenso de la rivalidad de las Grandes Potencias, Ver, p. nuestro libro por Michael Pröbsting: Anti-Imperialism in the Age of Great Power Rivalry. The Factors behind the Accelerating Rivalry between the U.S., China, Russia, EU and Japan. A Critique of the Left’s Analysis and an Outline of the Marxist Perspective, RCIT Books, Viena 2019. El libro puede leerse en línea o descargarse gratis aquí: https://www.thecommunists.net/theory/anti-imperialism-in-the-age-of-great-power-rivalry/; Sobre los últimos desarrollos del papel de EE. UU. en Oriente Medio Ver, p. CCRI: ¡No a la invasión turca en el noreste de Siria! ¡El llamado “Corredor de Seguridad” de Erdogan es un ataque tanto contra el pueblo kurdo como contra la revolución siria!, 10 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/no-a-la-invasion-turca-en-el-noreste-de-siria/; Yossi Schwartz: Syria: Siria: el imperialismo estadounidense abandona a los kurdos … una vez más. Los frutos de la colaboración de la dirigencia de las Unidades de Protección Popular (YPG) y las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) kurdas con Washington, 08 de octubre, 2019, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/siria-el-imperialismo-estadounidense-abandona-a-los-kurdos-una-vez-mas/; RCIT: Aramco Attack: Defeat the US/Saudi/Israeli Warmongers! Defend Iran against any imperialist aggression! But no political support for the reactionary Mullah Regime in Teheran! 16 de septiembre, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/aramco-attack-defeat-the-us-saudi-israeli-warmongers/; RCIT: Strait of Hormuz: Escalating Tensions between the US/UK and Iran. Drive the Great Powers out of the Middle East! But no political support for the reactionary Mullah Regime in Teheran! 22 de julio, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/escalating-tensions-between-the-us-uk-and-iran/

[17] Ver, p. Michael Pröbsting: The Gang Leaders of Western Counterrevolution Are Faltering. Some observations on an interesting historic moment in the world situation, 25 de septiembre, 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/global/the-gang-leaders-of-western-counterrevolution-are-faltering/

[18] Ver, p. RCIT: World Perspectives 2019: Heading Towards a Volcanic Political Eruption. Theses on the World Situation, the Perspectives for Class Struggle and the Tasks of Revolutionaries, 2 de marzo, 2019, https://www.thecommunists.net/theory/world-perspectives-2019/; Michael Pröbsting: World Perspectives 2018: A World Pregnant with Wars and Popular Uprisings, RCIT Books, https://www.thecommunists.net/theory/world-perspectives-2018/, RCIT: World Perspectives 2017: The Struggle against the Reactionary Offensive in the Era of Trumpism, 18 de diciembre, 2016, https://www.thecommunists.net/theory/world-perspectives-2017/; RCIT: World Perspectives 2016: Advancing Counterrevolution and Acceleration of Class Contradictions Mark the Opening of a New Political Phase, 23 de enero, 2016, https://www.thecommunists.net/theory/world-perspectives-2016/; RCIT: Perspectives for the Class Struggle in Light of the Deepening Crisis in the Imperialist World Economy and Politics, 11 de enero, 2015, https://www.thecommunists.net/theory/world-situationjanuary-2015/; RCIT: Escalation of Inner-Imperialist Rivalry Marks the Opening of a New Phase of World Politics. Theses on Recent Major Developments in the World Situation Adopted by the RCIT’s International Executive Committee, abril, 2014, en: Revolutionary Communism (English-language Journal of the RCIT) No. 22, http://www.thecommunists.net/theory/world-situation-april-2014/; RCIT: Aggravation of Contradictions, Deepening of Crisis of Leadership. Theses on Recent Major Developments in the World Situation Adopted by the RCIT’s International Executive Committee, 9 de septiembre, 2013, in: Revolutionary Communism No. 15, http://www.thecommunists.net/theory/world-situation-september2013/; RCIT: The World Situation and the Tasks of the Bolshevik-Communists. Theses of the International Executive Committee of the Revolutionary Communist International Tendency, marzo, 2013, en: Revolutionary Communism No. 8, www.thecommunists.net/theory/world-situation-march-2013; Michael Pröbsting: The Great Robbery of the South. Continuity and Changes in the Super-Exploitation of the Semi-Colonial World by Monopoly Capital. Consequences for the Marxist Theory of Imperialism, RCIT Books, Vienna 2013, https://www.thecommunists.net/theory/great-robbery-of-the-south/

 

[19] “La IV Internacional no rechaza las demandas del viejo programa “mínimo” en la medida en que ellas han conservado alguna fuerza vital. Defiende incansablemente los derechos democráticos de los obreros y sus conquistas sociales, pero realiza este trabajo en el cuadro de una perspectiva correcta, real, vale decir, revolucionaria. En la medida en que las reivindicaciones parciales –“mínimum”- de las masas entren en conflicto con las tendencias destructivas y degradantes del capitalismo decadente -y eso ocurre a cada paso, la IV Internacional auspicia un sistema de reivindicaciones transitorias, cuyo sentido es el de dirigirse cada vez más abierta y resueltamente contra las bases del régimen burgués. El viejo “programa mínimo” es constantemente superado por el programa de transición cuyo objetivo consiste en una movilización sistemática de las masas para la revolución proletaria.” (Leon Trotsky: Programa de Transición. La agonía del capitalismo y las tareas de la IV internacional (1938), https://www.marxists.org/espanol/trotsky/1938/prog-trans.htm)

[20] Ver, p. Michael Pröbsting: The Struggle for Democracy in the Imperialist Countries Today. The Marxist Theory of Permanent Revolution and its Relevance for the Imperialist Metropolises, agosto, 2015, en: Revolutionary Communism No. 39, http://www.thecommunists.net/theory/democracy-vs-imperialism/

[21] Michael Pröbsting: The Slogan of the Constituent Assembly in the Great Arab Revolution. Defending the Marxist approach against ultra-left and opportunist criticism, 23 de abril, 2019, https://www.thecommunists.net/theory/the-slogan-of-the-constituent-assembly-in-the-great-arab-revolution

[22] V. I. Lenin: Deception of the People with Slogans of Freedom and Equality (First All-Russia Congress on Adult Education, 19 May 1919); in: LCW Vol. 29, p. 363

[23] V.I.Lenin: Speech at the Fourth Conference of Gubernia Extraordinary Commissions (6.2.1920), in: LCW Vol. 42, p. 170

[24] Como ejemplos de ese pacifismo centrista nos referimos a grupos pseudo-trotskistas como la IMT de Alan Woods o el CWI de Peter Taaffe. Woods enfatizó en un ensayo teórico: “Una transformación pacífica de la sociedad sería completamente posible si los líderes sindicales y reformistas estuvieran preparados para usar el poder colosal en sus manos para cambiar la sociedad. Si los líderes obreros no hicieran esto, entonces podría haber ríos de sangre, y esto sería responsabilidad exclusiva de los líderes reformistas.” (Alan Woods: Marxism and the State, December 2008, https://www.marxist.com/marxism-and-the-state-part-one.htm)

¡La IMT defendió explícitamente la idea de que una “transición pacífica al socialismo” es incluso posible en países como Pakistán que tienen una larga historia de dictaduras militares! Tal cosa escribió a su antiguo líder en ese país: “La situación en Pakistán se había “salido de control” desde el punto de vista burgués. El gobierno había perdido el valor; la camarilla gobernante fue suspendida en el aire; la fuerza policial fue desmoralizada y algunos sectores de las fuerzas armadas vacilaron; El movimiento de masas, que afectaba a todos los sectores de la población, había iniciado una transformación de la sociedad. Todos los elementos de una situación revolucionaria clásica estaban presentes, excepto uno: el liderazgo revolucionario. En esas condiciones, si se hubiera dado una pista clara, una transición pacífica podría haberse visto afectada. Pero si el magnífico movimiento de los trabajadores y campesinos pakistaníes fuera digno de ser igualado con el movimiento de sus hermanos de clase en Francia e Italia, la cobardía, la miopía y el cinismo del liderazgo no estaban muy por detrás de sus homólogos europeos. La traición de los estalinistas paquistaníes, que se negaron a movilizar a las masas para la toma del poder, inevitablemente preparó el camino para la reacción. Las luchas verdaderamente magníficas de los trabajadores y campesinos pakistaníes en este momento son dignas de ser igualadas con el gran movimiento de sus hermanos de clase franceses e italianos. El movimiento en Pakistán, con un liderazgo correcto, podría haber llevado a una toma pacífica del poder.” (Lal Khan: Pakistan’s Other Story: The Revolution of 1968-69, 16 de abril, 2009 http://www.marxist.com/pakistans-other-story.htm, Preface by Alan Woods)

Peter Taaffe, el líder histórico del CWI (que recientemente experimentó una división devastadora), dijo en una entrevista hace unos años en respuesta a la pregunta si habrá una revolución para derrocar al capitalismo: “Bueno, sí, un cambio en la sociedad, establecido a través de ganar una mayoría en las elecciones, respaldado por un movimiento de masas para evitar que los capitalistas derroquen a un gobierno socialista y peleen, no para hacerse cargo de cada pequeña tienda, cada tienda de apuestas o cada tienda de la esquina de la calle; en cualquier caso, están  desapareciendo debido al auge de los supermercados, etc., o de todas las pequeñas fábricas, sino para nacionalizar un puñado de monopolios, transnacionales ahora, que controlan del 80 al 85% de la economía“. (The Socialist, 29 de junio, 2006, The Socialist Party’s history. The Militant Tendency, http://www.socialistparty.org.uk/html_article/2006-446-militant)

Y en un folleto educativo que el CWI publica en su sitio web, otra líder central, Lynn Walsh, repite esta idea: “Nuestro programa presentó el caso para “la transformación socialista de la sociedad”, una forma popularizada de “revolución socialista”. Utilizamos esta formulación para evitar la cruda asociación entre “revolución” y “violencia”, siempre hecha falsamente por los apologistas del capitalismo. Una transformación socialista exitosa puede llevarse a cabo solo sobre la base del apoyo de la abrumadora mayoría de la clase trabajadora, con el apoyo de otras capas, a través de las formas más radicales de democracia. Sobre esa base, si un gobierno socialista toma medidas decisivas sobre la base de la movilización de la clase trabajadora, sería posible llevar a cabo un cambio pacífico de la sociedad. Cualquier amenaza de violencia vendría, no de un gobierno socialista popular, sino de las fuerzas que buscan restaurar su monopolio de riqueza, poder y privilegios movilizando una reacción contra la mayoría democrática.” (Lynn Walsh: The State: A Marxist Programme and Transitional Demands, https://www.socialistalternative.org/marxism-and-the-state/re-marxists-state/)

[25] Friedrich Engels: Carta a Franz Mehring (July 14, 1893), https://webs.ucm.es/info/bas/es/marx-eng/cartas/oe3/mrxoe331.htm

[26] Friedrich Engels: La Guerra de los Campesinos en Alemania (1850), https://www.marxists.org/espanol/m-e/1850s/guerracamp/02.htm

[27] Michael Pröbsting: Marxism and the United Front Tactic Today. The Struggle for Proletarian Hegemony in the Liberation Movement in Semi-Colonial and Imperialist Countries in the present Period, RCIT Books, Viena 2016, https://www.thecommunists.net/theory/book-united-front/

[28] Es cierto que también hubo algunas protestas democráticas masivas en España y más tarde en los Estados Unidos en el mismo año. Pero estaban mucho menos desarrollados que las luchas en el mundo árabe.

[29] Martín Mosquera: Latin America and the global reactionary wave, 20 de octubre 2019, http://www.internationalviewpoint.org/spip.php?article6256

[30] Global capitalism at a turning point. Our perspectives on the current global situation, League for the Fifth International Congress in Berlin, June 2019, 10 de agosto, 2019, https://www.redflagonline.org/2019/08/global-capitalism-at-a-turning-point/

[31] RCIT: World Perspectives 2019: Heading Towards a Volcanic Political Eruption (Thesis 4)

[32] Ver, p. Michael Pröbsting: Stalinism: Assad’s Best Friends Forever. A commentary on a joint international initiative of Stalinist parties, 3 July 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/stalinism-is-assad-s-best-friends-forever/; Michael Pröbsting: Syria and Great Power Rivalry: The Failure of the “Left”. The bleeding Syrian Revolution and the recent Escalation of Inter-Imperialist Rivalry between the US and Russia – A Marxist Critique of Social Democracy, Stalinism and Centrism, 21 April 2018, https://www.thecommunists.net/theory/syria-great-power-rivalry-and-the-failure-of-the-left/

[33] Ver, p. Michael Pröbsting: The Coup d’État in Egypt and the Bankruptcy of the Left’s “Army Socialism”, August 2013, https://www.thecommunists.net/theory/egypt-and-left-army-socialism/

[34] Michael Pröbsting: Russia and China: Neither Capitalist nor Great Powers? A Reply to the PO/CRFI and their Revisionist Whitewashing of Chinese and Russian imperialism, https://www.thecommunists.net/theory/russia-and-china-neither-capitalist-nor-great-powers-reply-to-po-crfi; Michael Pröbsting: The Catastrophic Failure of the Theory of “Catastrophism”. On the Marxist Theory of Capitalist Breakdown and its Misinterpretation by the Partido Obrero (Argentina) and its “Coordinating Committee for the Refoundation of the Fourth International”, RCIT Pamphlet, May 2018, https://www.thecommunists.net/theory/the-catastrophic-failure-of-the-theory-of-catastrophism/

[35] Ver, por ejemplo. Michael Pröbsting: Syria and Great Power Rivalry: The Failure of the “Left”

[36] Ver, por ejemplo RCIT: Syria: Assad Regime and Kurdish YPG Strike a Reactionary Dealver además las siguientes publicaciones por Michael Pröbsting: Syria: The Shameful Alliance of the Saudi Monarchy and the “Left-Wing” YPG, 4 July 2019, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/shameful-alliance-of-saudi-monarchy-and-ypg-in-syria/; The Revelations of a U.S. General on Washington’s Allies in Syria. Another Blow to the Stalinist Myths about the Character of Syrian Liberation Fighters and the Role of the Kurdish SDF/YPG, 27 de octubre, 2017, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/revelations-of-u-s-general-on-washington-s-allies-in-syria/; Is the Syrian Revolution at its End? Is Third Camp Abstentionism Justified? An essay on the organs of popular power in the liberated area of Syria, on the character of the different sectors of the Syrian rebels, and on the failure of those leftists who deserted the Syrian Revolution, 5 de abril 2017, https://www.thecommunists.net/theory/syrian-revolution-not-dead/

[37] Michael Pröbsting: The Slogan of the Constituent Assembly in the Great Arab Revolution

[38] Ver, sobre esto, RCIT: Manifesto for Revolutionary Liberation. The Tasks of the Liberation Struggle against Decaying Capitalism (adopted by the 1st Congress of the RCIT in October 2016, https://www.thecommunists.net/rcit-program-2016/)

[39] Referimos a CCRI: ¡Grandes Tareas demandan grandes iniciativas! ¡Un llamado a las organizaciones revolucionarias y a activistas para cumplir nuestra responsabilidad en estos tiempos históricos! Carta abierta del Secretariado Internacional de la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional, 7 de enero 2019, https://www.thecommunists.net/home/espa%C3%B1ol/grandes-tareas-demandan-grandes-iniciativas/; ver también, Michael Pröbsting: Our Next Steps. A Proposal for Building a New Revolutionary International. A contribution to a highly important debate among Marxists, 11 de febrero, 2019, https://www.thecommunists.net/theory/next-steps-in-building-the-international/