Xóchitl Katari

Desde los Chalecos Amarillos franceses pasando por las huelgas en Hungría hasta la insurrección popular en Haití y la defensa masiva de las jubilaciones en Brasil, la ola internacional de luchas obreras y populares contra el modelo económico neoliberal también hace partícipe a México donde los trabajadores de las maquilas en Matamoros, Tamaulipas han conquistado un triunfo esperanzador para la clase trabajadora mexicana e internacional. A escasos meses de iniciado el nuevo gobierno, la efervescencia social que hemos visto, principalmente, en el norte del país, es el primer síntoma de lo que viene a escala nacional con la aceleración de las medidas neoliberales implementadas para beneficio de los empresarios y en perjuicio de los pueblos afectados.

La política del gobierno de López Obrador hacia el movimiento social incluye: 1) la cooptación a través de negociaciones cupulares y canonjías a los líderes sociales y sindicales alineados a su política para que desmovilicen a sus bases; 2) campañas mediáticas de descalificación a quienes se oponen a la continuación de los proyectos burgueses de despojo y depredación donde, desde su pedestal mañanero, Obrador los designa “radicales conservadores” para aislar políticamente a quienes simplemente le exigen cumplir lo que les prometió durante su campaña y; 3) el gobierno federal está permitiendo el actuar de la policía local enviada por los gobernadores y dejando impunes los crímenes cometidos por sicarios y golpeadores pagados por empresarios contra opositores, como el activista Samir Flores de Amilcingo, Morelos contra la Termoeléctrica, para quien ¡exigimos justicia!.

Samir cartel

Sin embargo, a medida que el gobierno actual avance con los proyectos de los ricos a costa de los pobres, y las resistencias organizadas crezcan, se verá obligado a pasar de la represión encubierta y selectiva al despliegue de la violencia abierta a través de su nueva Guardia Nacional, ya sea dando la orden directa o permitiendo, impunemente, que los gobernadores locales lo hagan.

El gigante dormido, despertó en Matamoros

El norte cosecha hoy los esfuerzos espontáneos de organización y resistencia obrera que desde hace tiempo vienen emergiendo en una de las regiones más industrializadas del país. Desde la huelga de jornaleros de San Quintín, Baja California y de trabajadores maquiladores en Cd. Juárez, en 2015, hasta la actual huelga masiva de alrededor de 70,000 maquiladores en Matamoros, Tamaulipas, cuatro años después, son las expresiones más representativas de un movimiento obrero relativamente joven y fuerte en la historia reciente del país que se ha venido forjado a paso firme desde hace unos años.

La tremenda fuerza de los jornaleros de San Quintín, a pesar de levantar un programa con reivindicaciones gremiales mínimas (salariales, prestaciones, libertad sindical y derechos para las mujeres jornaleras), causó un fuerte quiebre en el control patronal y corporativo (con golpeadores, leyes represivas y sindicatos blancos) que pesaba desde hace décadas sobre los trabajadores quienes, desde entonces, han venido desafiando y rebasando a sus líderes charros de la CTM para izar las banderas rojinegras en sus centros de trabajo, exigiendo su destitución y pugnando por la formación de organismos representativos y de combate.

Es así que el puño obrero organizado de 70 mil trabajadores de 48 maquilas de Matamoros retomó la huelga, su mejor instrumento de fuerza colectiva  frente al patrón, y bajo la bandera del 20-32, conquistó el 20% de aumento salarial y 32 mil pesos de bono anual.

Huelga Matamoros obrera_cartel
Movimiento huelguístico 20/32

Aunque algunos seguidores de MORENA pretendan adjudicar al nuevo gobierno parte de este triunfo argumentando que fue gracias a su anuncio de incremento salarial del 16% (el cual sólo alcanza al 3% de la población económicamente activa), dichos argumentos se desvanecen en el aire, cuando el líder de la bancada morenista en el Senado, Ricardo Monreal, amenazó a la abogada de los trabajadores para que levantaran la huelga y, sobre todo, cuando Obrador recientemente hizo un llamado (Proceso, 1/3/19) a los trabajadores a “cuidar” a las mismas empresas que nos explotan, ¡Jamás!, ¡Los patrones se hacen ricos con nuestra fuerza de trabajo; mientras nosotros vivimos en la miseria!

La actual ola de huelgas provenientes del norte del país se debe a la experiencia puesta en marcha por los trabajadores de distintos sindicatos e industrias, quienes bajo la expectativa de confiar en las declaraciones de Obrador de que “no reprimirá a ningún movimiento social” y aprovechando la actual debilidad política del PRI, decidieron impulsar un poderoso movimiento huelguístico con ese carácter masivo y organizado que ha llevado a grandes y a despertar el entusiasmo de otros trabajadores de diferentes sectores y estados que han estallado la huelga como los sindicatos universitarios de la UAM, UABJO, UNACh, UAAAN y del Colbach e, igualmente, trabajadores de grandes empresas trasnacionales como la Coca-Cola o Walmart (entre otras grandes tiendas de autoservicios con emplazamiento a huelga).

Las y los  trabajadores de las maquilas en Tamaulipas inauguraron un nuevo periodo de lucha de la clase obrera, necesitamos aprender sus lecciones, principalmente, cuando los trabajadores logran superar de forma determinante y organizada a sus direcciones sindicales burocráticas y oportunistas para hacer valer sus intereses de clase, levantando sus demandas y organizándose de forma independiente al Estado y sus instituciones. ¡Icemos las banderas rojinegras en todo el país!, ¡Por la Estabilidad Laboral, por la Seguridad Social, por la Defensa de nuestras prestaciones, por la elevación del salario, por la mejora de nuestras condiciones de trabajo y por la sindicalización libre e independiente!

¡Samir, vives en cada lucha contra el despojo!

Un segundo frente de lucha se desencadena, sobre todo, en el centro y sur del país, y es protagonizado por los pueblos en contra de los megaproyectos de los grandes capitales trasnacionales que los están despojando violentamente de sus recursos naturales para beneficio de empresas extranjeras y nacionales del turismo y la explotación de materias primas. Aunque están posicionadas a la defensiva y desarticuladas con respecto a las luchas obreras, estas luchas de resistencia se hallan regadas por todo el territorio nacional y llegan a presentar niveles de radicalidad muy importantes.

Decimos que son necesarias las obras públicas en México, sin embargo, en el marco de la continuidad de los megaproyectos anunciados por AMLO, la cuestión fundamental es ¿a quiénes benefician y bajo qué condiciones? El NAIM y el Plan Integral Morelos (PIM) en la zona centro así como el Tren Maya, las Zonas Económicas Especiales y el Corredor Comercial Transísmico en el sureste, son parte de un solo gran proyecto geoestratégico que responde a los intereses de grandes capitales internacionales e imperialistas, principalmente, de EEUU, China y Europa. El gobierno de MORENA ha dicho que no cancelará ninguno de los contratos firmados en la pasada administración de EPN, ni mucho menos expropiará, por lo que se ha posicionado por implementarlos a toda costa para beneficio de los ricos con los que ha pactado.

Para ello, AMLO ha inventado unas consultas que ni son representativas, ni son transparentes, que solo están hechas para legitimar, en términos mediáticos, las decisiones que ya tomó su gobierno en contubernio con los empresarios. En la primera consulta sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional el  resultado fue que las obras continúan y el NAIM sólo se trasladó de Texcoco a Santa Lucía (donde también causará afectaciones a la zona metropolitana), quedando el negocio a cargo de los altos mandos del Ejército; en la segunda consulta, quiso disfrazar entre 8 programas asistenciales, dos megaproyectos que van dirigidos a despojar de sus bienes naturales a los pueblos del sureste del país con el Tren Maya y la plantación de árboles frutales para beneficio de grandes empresarios (incluído su mano derecha, Romo).

Sin embargo, en Huexca, Morelos el gobierno federal se topó con pared, mostrando los primeros signos de desgaste y choque con sus electores, frente la férrea oposición de los pueblos organizados que, ante una consulta impuesta en medio de la rabia por la sangre derramada, se expresaron a través de la quema de  urnas y dando una gran lección de democracia directa organizando con sus propias fuerzas asambleas en cada comunidad afectada donde, por consenso unánime, a mano alzada, decidieron NO a la termoeléctrica. Ante las consultas antidemocráticas de AMLO, desde la ALS, reivindicamos los métodos independientes de decisión y organización colectiva generados por los propios pueblos para decidir sobre sus asuntos comunes.

¡La Reforma Educativa solo se abrogará en las calles y en las escuelas!

La lucha contra la Reforma Educativa neoliberal por parte del magisterio es otro frente latente para los gobiernos en turno que el presidente ha sabido administrar hasta el momento mediante la promesa ambigua de una abrogación de la misma pretendiendo contener así, su movilización. Sin embargo, la misma iniciativa presentada por Obrador y el Secretario de la SEP, están escritos bajo los lineamientos de la OCDE, en las escuelas la privatización y los programas educativos neoliberales avanzan, los docentes continúan bajo la amenaza de la inestabilidad laboral, la disputa entre los charros por el control del sindicato continúan y se suman los casos de represión hacia los integrantes de la CNTE y las normales, los casos más graves, el asesinato de los profesores, Guadalupe Cruz Vázquez y Héctor Hernández Pérez de la Sección XXII de Oaxaca, de quienes nos solidarizamos con sus familias y exigimos, ¡justicia!

Cartel SITUAM-CNTE
Asamblea de Coordinación de las Secciones 10-11 de la CNTE en solidaridad con las huelgas de trabajadores

Por ello, celebramos las movilizaciones que empiezan a hacerse presentes en las calles para presionar al gobierno federal y estatal para que cumpla con las demandas laborales del magisterio. Es necesario, que los maestros disidentes reivindiquen la independencia política de la Coordinadora y avancen desde las bases hacia un plan nacional de lucha en las calles y desde las escuelas para detener el avance de la Reforma Educativa de los empresarios y defender la educación pública. ¡Por la Estabilidad Laboral y la democratización del SNTE!

Por la articulación de todas las luchas y resistencias

Desde la Agrupación de Lucha Socialista (ALS) vemos necesario aprovechar las pugnas y los reacomodos que están surgiendo a todos los niveles del régimen (sobre todo, al interior de los aparatos de control corporativo del Estado) así como los ánimos de lucha reivindicativa entre distintos sectores, para generalizar la organización y la movilización obrera-popular independiente. En los procesos de huelga, impulsemos la solidaridad activa pasando de las declaraciones a la movilización conjunta; llevemos a cabo brigadas desde los centros de trabajo en paro hacia otros centros laborales para invitarlos a sumarse a la lucha, así como hacia las colonias aledañas para informar y buscar su apoyo (como lo ha hecho el SITUAM invitando a foros, talleres, cine-debates y otras actividades dentro de la huelga).  

En los procesos de resistencia de los pueblos, conformemos asambleas y consejos populares en cada barrio y comunidad, fomentando la organización para resolver colectivamente nuestras problemáticas y gestionar en común nuestros territorios y bienes naturales; formemos comités de autodefensa tanto de los trabajadores en huelga como de los pueblos en resistencia contra las amenazas de represión por parte de la patronal, los paramilitares y las fuerzas policiales del gobierno; rompamos el localismo y el aislamiento construyendo coordinaciones para resistir de manera articulada la ofensiva de los megaproyectos empresariales y gubernamentales (como ya lo está haciendo el Frente de Pueblos en Defensa la Tierra y el Agua de Morelos), hasta lograr articular todas las luchas de la ciudad y del campo en un sólo frente unitario a nivel nacional. Para ello, necesitamos con urgencia la realización de Encuentros Regionales y Sectoriales, en el Norte, Centro y Sur a donde converjan los principales referentes de las distintas resistencias del país, para construir un programa y un plan de acción comunes.

Pero siendo muy conscientes de que, todos esos esfuerzos organizativos y espacios de articulación, si bien son necesarios, no son suficientes para acabar con el sistema capitalista de conjunto sino que, para ello, hace falta constituir desde las distintas resistencias un polo de oposición unitario con una perspectiva independiente y anticapitalista; mientras, simultáneamente, desde la izquierda marxista revolucionaria, requerimos formar nuevos cuadros políticos forjados en las propias gestas de nuestra clase y nuestro pueblo, para construir, en el mismo proceso de la lucha de clases, un partido de combate orientado estratégicamente hacia la realización en nuestro país de una nueva revolución, como parte de las revoluciones de los trabajadores y los pueblos del mundo en contra del Capitalismo mundial.

¡Por un Partido de la Clase Trabajadora en México!

¡Por un Gobierno de los Trabajadores del Campo y la Ciudad!

Anuncios