Declaración conjunta de la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional (CCRI/RCIT), agosto de 2018

  1.              Los trabajadores, sectores populares y los jóvenes nicaragüenses se están levantando contra el régimen represivo del presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidente, Rosario Murillo. Provocado por el anuncio de una reaccionaria reforma de pensiones, de acuerdo con los dictados del FMI imperialista, las protestas comenzaron en mayo y se han transformado, ahora, en un levantamiento popular contra el régimen corrupto y autoritario.
  2.              En respuesta a las masivas protestas, el régimen trató de reprimir con mayor brutalidad. De acuerdo con los grupos de derechos humanos, hay más de 1500 heridos y más de 300 manifestantes han sido asesinados. Sin embargo, las masas populares no dejan de luchar. Ahora se defienden contra los matones de la policía y del ejército que están recobrando algunos distritos importantes como Masaya que habían sido liberados por las masas del control del régimen. En lugar de limitar sus demandas al simple retiro del programa de austeridad, ahora exigen la renuncia de Ortega y Murillo.
  3.              El régimen de Ortega-Murillo afirma reivindicar los intereses populares y las ideas del socialismo. También afirma estar en la tradición del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que lideró la heroica revolución de 1979. La realidad es exactamente lo contrario: El FSLN hoy encabeza un régimen anti-popular y que sirve a los intereses de un pequeño grupo capitalista y sus amos imperialistas. No representa la continuidad de la revolución de 1979 sino, al contrario, su negación.
  4.              El régimen calumnia a los trabajadores y la juventud como “agentes del imperialismo estadounidense”. Desafortunadamente tal denuncia reaccionaria es repetida por varias fuerzas de seudo-izquierda que por lo general de forma oportunista saludan a China, Rusia y el régimen tiránico de Assad en Siria. Pero la verdad es: este es un auténtico levantamiento popular contra un régimen que actúa como un sirviente de los capitalistas y los imperialistas!
  5.           Al mismo tiempo, nos oponemos a los intentos de todas las fuerzas reaccionarias e imperialistas por interferir en Nicaragua. La tarea de derrocar el régimen de Ortega-Murillo es responsabilidad exclusiva de los trabajadores y sectores populares nicaragüenses!
  6.           La ruta por delante para las masas populares en Nicaragua es organizarse en consejos y milicias de los trabajadores y sectores populares para luchar por un Gobierno que se apoye en dichos órganos. Esta estrategia de liberación debe incluir una lucha determinante contra fuerzas capitalistas como los empresarios de la COSEP y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.
  7.         Llamamos a las organizaciones internacionales de la clase obrera y de las masas populares a manifestarnos en apoyo al levantamiento de los trabajadores, sectores populares y los jóvenes en Nicaragua y, así, detener la matanza.

Las organizaciones abajo firmantes

Corriente Comunista Revolucionaria Internacional (Zambia, Kenia, Pakistán, Sri Lanka, Yemen, Túnez, Israel / Palestina Ocupada, Brasil, México, Aotearoa / Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Alemania y Austria), http://www.thecommunists.net

Colectivo Rebelión (México)

Grupo Interdisciplinario de Prticipación Inclusiva (GIPI, México)

Anuncios