Colaboración de Colectivo Acción y Resistencia

Con el triunfo de Obrador en las recientes elecciones, viene una necesidad por parte de la izquierda de marcar una línea. A pesar de que sabemos que existe la posibilidad de que se den medidas progresistas en favor de la clase trabajadora con el próximo gobierno de AMLO, insistimos en que el régimen actual busca su continuidad bajo esta nueva administración.

Desde que el EZLN anunció que proponía al Congreso Nacional Indígena una candidatura independiente para la presidencia, nos entusiasmó la idea de crear un programa conjunto, producto de una discusión entre las izquierdas que nos interesamos en ese proceso. Sin embargo las organizaciones que proponíamos y esperábamos la creación de dicho programa no tuvimos mucho eco en el proceso de la candidatura de Marichuy. Sumado a eso, la campaña del Concejo Indígena de Gobierno terminó de manera prematura, debido a que los requerimientos del INE no fueron cubiertos –al parecer dichos requerimientos incluían falsificar información de manera ilegal, como lo hizo Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”-.

Sin embargo, ahora que sabemos que el gobierno que viene dice ser de izquierda, la idea del programa suena muy conveniente para los que buscamos un cambio radical en la sociedad, y no solamente para diferenciarnos de la falsa izquierda que representa Morena, sino también para generar simpatía con el grueso de la clase trabajadora que no se identifica con los moderados y tibios cambios que propone AMLO y su gabinete.

Mesa informativa
Mesa informativa en Bellas Artes

Es así como ha surgido la iniciativa de llevar a cabo una campaña, con la que recalcamos nuestro carácter de clase, y reafirmamos que los partidos del régimen no nos representan. Con esta campaña nos pronunciamos por aumento significativo al salario, mejores condiciones laborales, derechos democráticos para las mujeres, para la comunidad LGBT+, la recuperación y ampliación de las grandes conquistas de la revolución mexicana, como el derecho a la salud, educación, vivienda y transporte gratuitos, y además por la defensa del territorio y justicia para los damnificados del sismo del 19-s.

Junto con la Agrupación de Lucha Socialista hemos emprendido la difusión de esta campaña en las calles y en el transporte público, pero queremos que esta campaña sea apropiada por toda la izquierda a nivel nacional, pues consideramos que es una herramienta de propaganda valiosa en estos momentos en que carecemos de elementos para la articulación. Si bien el contenido de la campaña no es más que un programa mínimo, creemos que con él podemos crear simpatía con un buen sector de la clase obrera. Es momento que los socialistas tomemos la iniciativa y nos coloquemos un paso adelante de los reformistas y centristas, además de combatir tanto ideas reaccionarias como el nacionalismo burgués, como a la derecha que se ha refugiado en Morena.

Sticker
Sticker de la campaña

 

Anuncios