Pronunciamiento de la Agrupación de Lucha Socialista (ALS). 8/03/18.

Xóchitl Katari

A pesar de que en los recientes años una ola de gobiernos reaccionarios ha llegado a América Latina y a EEUU, miles de mujeres los recibieron en las calles rechazando su política altamente discriminatoria hacia ellas como fuera el caso de la #WomenMarch el año pasado contra el machista, homofóbico y racista de Donald Trump. Las protestas se deben a que estos gobiernos conservadores representan una amenaza a los derechos conquistados hasta ahora por los movimientos de mujeres. Sin embargo, el riesgo se agudiza cuando este tipo de gobiernos tienen como principal objetivo acelerar la aplicación de los planes de ajuste donde las mujeres resultan de los sectores más perjudicados particularmente en dos terrenos: agrava las precarias condiciones de trabajo y la violencia ejercida contra ellas.

FEMINIZACIÓN DE LA PRECARIEDAD LABORAL

El paquete de Reformas Estructurales es el proyecto de los patrones, aplicado por los serviles gobiernos como el de Peña Nieto, para arrancar cada vez más derechos conquistados por los trabajadores en lucha. La inestabilidad laboral y la carencia de seguridad social son los principales resultados de esta política neoliberal afectando particularmente a las mujeres quienes conforman la mayor parte de las filas del desempleo en comparación con los hombres, según El Economista (2017), la brecha entre ambos es de 35% de la población económicamente activa. Por su parte, las mujeres que logran trabajar se enfrentan a un mercado laboral que limita su participación a los trabajos más precarizados como el sector informal sin ninguna prestación social (según el IMSS en 2016 solo una  ⅓ parte se ocupa en el sector formal); o bien, las empresas solo les ofrecen trabajos de maquila, limpieza y servicios, muchos de los cuales se rigen bajo el outsourcing (empresas contratistas de mano de obra sin que asuman responsabilidades como patrón hacia las trabajadoras) como fuera el caso de las compañeras de intendencia del Instituto de Educación Media Superior de la CDMX (IEMS) quienes llevan 2 años luchando por su reinstalación ante su despido injustificado y las responsabilidades se las echan unos a otros entre las empresas de outsourcing que cambian de nombre constantemente, las autoridades del IEMS y el gobierno de la CDMX. Por eso, ¡exigimos que cese el hostigamiento a su plantón y su reinstalación inmediata, así como la desaparición de las empresas de outsourcing avaladas por Mancera y Patricia Mercado!

LA IMPUNIDAD DE LOS GOBIERNOS PROVOCAN LOS FEMINICIDIOS Y DESAPARICIONES

Según la Secretaría de Seguridad Pública los feminicidios aumentaron 72% en el periodo de 2015 a 2017. Si el machismo se ha exacerbado en nuestra época es porque le condiciona un contexto de gran violencia social provocada por la crisis económica, el narcotráfico y la militarización (desplegada por Felipe Calderón y profundizada por Peña), cuyos primeros resultados son los altos niveles de inseguridad en todo el país mostrando el fracaso de su estrategia contra el crimen organizado y revelando más bien, una campaña de miedo y muerte contra la población, principalmente hacia las mujeres que toman como botín de guerra. Situación que tiende a recrudecerse con la aprobación de la Ley de Seguridad que le da carta abierta al ejército. La la corrupción y la impunidad en todas las instituciones mexicanas son los males que permiten la ley del más fuerte y del más rico, convirtiendo a las mujeres en algo desechable. ¡Necesitamos erradicar a fondo esas infamias! ¡Necesitamos organizarnos en brigadas de autodefensa femenina! ¡Generemos asambleas en cada barrio, escuela y trabajo para combatir la inseguridad! ¡Formemos comités de apoyo y justicia a los familiares de víctimas de feminicidio y desaparición! ¡Exijamos el desmantelamiento de las redes de trata!

¡NO SOMOS BOTÍN ELECTORAL!

A cuatro meses de las elecciones federales ninguno de los partidos registrados representa los intereses de las mujeres de abajo. El PAN y Margarita Zavala representan los intereses de la burguesía conservadora de este país que se han manifestado en contra del aborto, y demás derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

El PRI tiene una enorme deuda con las mujeres pues, siendo el Edomex su bastión, lo ha convertido en el estado más peligroso para las mujeres alcanzando el terrible primer lugar a nivel nacional en feminicidios tras la administración de Enrique Peña Nieto, por lo que, ¡no puede dejar el cargo sin que reciba castigo por las miles de mujeres asesinadas! La cínica campaña de los “Salarios rosas” de Alfredo del Mazo, actual gobernador del Edomex, no puede en lo más mínimo reparar el enorme daño hecho a las familias víctimas de mujeres asesinadas y desaparecidas ni hace un lugar más seguro para sus habitantes. Por el contrario, el “Salario rosa” somete a las amas de casa a la esclavitud del trabajo doméstico y a su situación de pobreza como condición para recibir sus migajas mensuales, pues solo es un programa con fines electoreros en beneficio de su candidato Antonio Meade.

La alianza de MORENA con el conservador Partido Encuentro Social (PES) no augura nada bueno para los derechos de las mujeres sino, al contrario, amenaza la lucha por la legalización del aborto; al igual que la evasión de Obrador para dar su posición sobre el tema, a pesar de que simpatizantes de su partido, a favor de la despenalización del aborto, lo han cuestionado como en Guerrero (2014). Cubrir una cuota de género en el gabinete no cambia la esencia del problema, sólo lo maquilla; se requiere un programa político que recoja las demandas democráticas y sociales de las mujeres. Igual que los demás partidos, para MORENA las trabajadoras solo somos botín político como las maestras del SNTE que se está disputando con el PRI al interior de la burocracia sindical aliándose con Elba Esther Gordillo, una mujer corrupta que ha traicionado a las y los maestros.

Ante el oportunismo electorero de los partidos oficiales, la campaña de Marichuy como vocera del Consejo Indígena de Gobierno (CIG) resulta una opción para los de abajo. Así como nos solidarizamos con la candidatura a la alcaldía de Cd. Juárez de Toñita Hinojosa, obrera de Lexmark, impulsamos a Marichuy porque ellas representan a los sectores más explotados y oprimidos como trabajadoras de maquila, indígenas y mujeres. Sus candidaturas van más allá del juego electoral burgués, ellas provienen de la lucha social y han planteado la necesidad de organizarnos y luchar por nuestros derechos laborales o bien, en el caso del CIG-Marichuy, para que acabemos con este mal gobierno.

Como Agrupación de Lucha Socialista consideramos que la participación en las elecciones burguesas es solo una tribuna para denunciar los atropellos contra los de abajo, que el único cambio para las mujeres y todos los explotados proviene de la acumulación de fuerza organizada en las calles y en los centros de trabajo que además de los derechos democráticos, luche por echar abajo el capitalismo ya que ¡la verdadera liberación de la mujer está más allá de este sistema explotador y opresor! Como mujeres socialistas luchamos junto a nuestros compañeros conscientes con nuestra causa por derrocar al capitalismo y con ello sentar las bases para caminar hacia la revolución socialista!

¡LAS MUJERES AL FRENTE DE LAS MOVILIZACIONES!

Los ataques del gobierno hacia el pueblo más que intimidar han provocado el coraje, sobre todo, de las trabajadoras, indígenas, jóvenes y mujeres que defienden sus vidas, sus tierras, sus fuentes de trabajo o buscan a sus hijas y familiares desaparecidos no sólo en México sino en varias partes del mundo. Y es que así, con esa fuerza de las mujeres, nació el 8 de marzo como Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras para recordar el heroísmo de las combativas textileras de Nueva York que consiguieron mejoras laborales para las trabajadoras de su ramo y que fueron asesinadas en un incendio al interior de su fábrica.

Los ejemplos más representativos de las últimas luchas femeninas han sido en Polonia por la legalización del aborto; las mujeres kurdas, por el derecho a la autodeterminación de su pueblo y combatiendo al Estado Islámico en Medio Oriente; contra la violencia hacia la mujer en varios países de América Latina como Argentina, Perú, Bolivia y México. En nuestro país reivindicamos la resistencia de las enfermeras de Chiapas contra la Reforma de Salud y contra la precarización de sus condiciones de trabajo; las maestras de la CNTE contra la Reforma educativa y la defensa de sus derechos laborales; las madres y padres de familia que han venido exigiendo justicia por sus hijas asesinadas y desaparecidas a lo largo y ancho de la gran fosa clandestina en que se ha convertido México.

Mujeres vs deportaciónEste 8 de Marzo celebramos que los sindicatos independientes junto con organizaciones sociales, hayan convocado a movilizarse de manera central ante los ataques del régimen. Sin embargo, la convocatoria llamada  “#TodasUnidasalaHuelga”, que coincide con los llamados “Paros” contra el feminicidio en Argentina, en los hechos, se reducen a un llamado individual a cada mujer para que se ausente de su centro de trabajo u hogar para acudir un día a marchar; cuando tradicionalmente la huelga y el paro han sido instrumentos combativos de los trabajadores para superar su situación individual de enfrentarse uno a uno al patrón, concentrar su fuerza como clase de forma organizada para golpear como un solo puño, deteniendo la producción y cerrando el centro de trabajo para obligar al patrón y al Estado a negociar mejores condiciones de vida y de trabajo.

Creemos importante llamar a las cosas por su nombre para no generar confusiones en las bases. Por lo que, reivindicamos los llamados a huelga o paro que implican la generación de condiciones para que de manera organizada y colectiva se cierren los trabajos y se tomen las calles para obligar al gobierno y a los empresarios a cumplir nuestras demandas democráticas y laborales. Como lo hicieron nuestras compañeras rusas en 1917 donde a con la huelga en sus fábricas fueron uno de los factores que desencadenó la Revolución Rusa, en la que se ganaron muchos derechos para las mujeres y el pueblo.

También queremos saludar al Primer Encuentro Internacional de Mujeres convocado por el CIG en Chiapas pues se necesitan esos espacios de debate y articulación a nivel nacional e internacional. Sin embargo, las fechas propuestas dificultan que la mayoría de trabajadoras de otras partes del país pueden asistir, además de que se realiza separado y aislado de la convocatoria que han hecho las trabajadoras que marcharán en el centro del país.

Como una manera de conjuntar ambos esfuerzos, como ALS observamos la necesidad de que referentes como el CIG, Marichuy y el EZLN, las maestras de la CNTE, trabajadoras del Sector Salud y de las centrales obreras democráticas, así como las madres de víctimas de feminicidio y desaparición, convoquen a un Encuentro Nacional de Mujeres en Lucha que genere un programa combativo para la mujer y llame a la formación de un movimiento nacional e internacional de trabajadoras, campesinas, indígenas, jóvenes, estudiantes, profesionistas, amas de casa y mujeres de sectores populares, en alianza con nuestros hermanos de clase.

¡NO MÁS PRECARIZACIÓN EN EL TRABAJO! ¡ABAJO LA REFORMA LABORAL!

¡POR LA DESPENALIZACIÓN Y LEGALIZACIÓN DEL ABORTO!

¡NI UNA ASESINADA MÁS! ¡CASTIGO A LOS CULPABLES DE FEMINICIDIO!

¡POR BRIGADAS DE AUTODEFENSA FEMENINA CONTRA

LA VIOLENCIA MACHISTA Y DEL ESTADO!

¡A ORGANIZARNOS Y MOVILIZARNOS, JUNTO A NUESTROS COMPAÑEROS CONSCIENTES, PARA ACABAR CON EL ESTADO CAPITALISTA PATRIARCAL!

Anuncios