¡Por comités de acción de los obreros y los pobres! ¡Por autodefensa organizada contra la represión policiaca! ¡Abajo el régimen teocrático capitalista! ¡Unir la lucha de las masas iraníes con la revolución árabe!

Manifiesto por parte de la Corriente Comunista Revolucionaria Internacional (RCIT en inglés), 01.01. 2018, www.thecommunists.net

  1.    El régimen teocrático capitalista de Irán enfrenta su crisis más seria desde la «Revolución verde» en 2009.  En los últimos cuatro días protestas de masas se han expandido a lo largo del país. El alza empezó el 28 de diciembre en Mashhad, uno de los lugares santos en Shi’ite Islam. Pronto se expandió a Kermansha, Shari Kurd, Tehran, Hamadan, Isfahan, Yasuh, Karaj, Jajrud, Bajnurd, Rafsanjan y otras provincias. En la ciudad central de Isfahand, manifestantes se unieron a una movilización sostenida por obreros de fábricas demandando pagos retroactivos. Los manifestantes quemaron fotos de Khomeini y Khamenei, tumbaron carros de policías  e incendiaron motocicletas policiacas. De acuerdo a los reportes, al menos dos manifestantes fueron asesinados por el aparato represor del régimen.
  2.    Al principio, las protestas se enfocaron en demandas económicas, en particular contra el alto costo de vida, la pobreza, el desempleo y la corrupción. También ha habido enojo contra los recortes a la seguridad social y el incremento al precio del combustible en el último presupuesto anunciado anteriormente. Esto no es realmente sorprendente debido al hecho de que, según el Centro estadístico del Islam, el desempleo se ha alzado al 12.4%, dejando cerca de 3.2 millones de Iraníes sin empleo.  Sin embargo, los manifestantes añadieron muy pronto demandas políticas que están dirigidas contra todas las facciones del régimen y su policía foránea. Dichas consignas eran: «¡Muerte a Rouhani!» «¡Muerte al dictador!» (Khamenei), «Ni Gaza, Ni Líbano, mi alma es la redención de Irán», «Dejen a Siria y piensen en nosotros», «Han usado la religión y han humillado a las personas», «El gobierno está mintiendo y sus promesas no son implementadas» y «Unidad, Unidad, sin miedo, sin miedo de la policía».
  3.    Es claro que este es un alzamiento espontáneo de las masas contra el régimen reaccionario de Khamenei-Rouhani. También han habido otras sugerencias, por ejemplo, por el vice presidente Eshaq Jahangiri, un aliado cercano del presidente Hassan Rouhani, que estas protestas se iniciaron por simpatizantes de la facción conservadora de Khamenei.  Sin embargo, incluso si este hubiera sido el caso, es obvio que los manifestantes han tomado una dinámica de masas espontánea que no está controlada por ninguna facción del régimen o alguien más. Al contrario, la alza está dirigida contra el régimen como un todo sin apoyo de ninguna facción del mismo. Mientras parece que algunas fuerzas reaccionarias pro-monarquistas están interviniendo en las protestas y están intentando influenciarlas, es claro que están jugando un papel insignificante.  Es un signo altamente importante y progresivo que los manifestantes protestan contra la política extranjera archi-reaccionaria del régimen. Particularmente en Siria, Irán juega, junto con la Rusia imperialista, un rol crucial apoyando los esfuerzos contrarrevolucionarios del régimen de Assad para derrotar el alzamiento de los obreros y campesinos Sirios, iniciado en marzo 2011.  
  4.    La Corriente Comunista Revolucionaria Internacional (RCIT) le da la bienvenida al alzamiento de los trabajadores, los pobres y los jóvenes iraníes. Nosotros apoyamos la lucha contra la política reaccionaria tanto adentro como afuera de la nación. La tarea de los revolucionarios es ayudar a los obreros y oprimidos en Irán a organizarse para la lucha, darles perspectiva política y combatir a cualquier fuerza reaccionaria que intente infiltrarse en las protestas. La CCRI considera que este alzamiento popular es un crucial desarrollo que podría conducir rápidamente a una situación revolucionaria, planteando la cuestión de poder para los obreros y oprimidos iraníes. Es más podrían jugar un papel importante para debilitar la intervención militar contrarrevolucionaria masiva de Irán en Siria y, por ello, atenuar la tremenda presión con que se ha enfrentado la revolución Siria. En general, una alza popular en Irán, en paralelo con la revolución siria en curso, la acechante tercer Intifada del pueblo palestino, los movimientos de protesta alrededor de mundo contra la decisión de Trump sobre el estatus de Jerusalén, y la heroica lucha de la gente Yemení contra la invasión Saudí, podrían revivir la ola revolucionaria en Medio Oriente que inició en enero del 2011. Parte de dicho programa es el llamado por la cancelación de todas las sanciones imperialistas contra Irán. Es la tarea de todos los socialistas trabajar por una perspectiva internacionalista y combinarlo con el programa de la revolución permanente el cual combina la lucha democrática con la revolución socialista.
  5.    Los socialistas en Irán deben llamar a la formación de comités de acción en los lugares de trabajo, barrios, escuelas y universidades con tal de organizar a los obreros y oprimidos.  También deberían organizarse unidades de autodefensa con tal de defender las movilizaciones del aparato represivo del régimen.  Es más, los socialistas deben explicar que la solución no es el aislamiento nacional sino expandir la lucha por la liberación internacionalmente, que incluye el apoyo a la Revolución Siria así como a la lucha palestina contra el enemigo sionista. Finalmente, los socialistas deben explicar que la lucha de liberación debe estar dirigida contra todas las facciones de la clase dominante y contra todos los poderes imperialistas. Ellos deben abogar, como lo explicamos la CCRI en la «Plataforma de Acción para Irán», la perspectiva de un gobierno de los obreros y campesinos pobres basado en los consejos y milicias populares.
  6.    El «apoyo» verbal de la administración de Trump a  las protestas en Irán no es nada más que una maniobra cínica para explotar los problemas domésticos de un país que está en el campo de los rivales imperialistas de Estados Unidos: Rusia y China.  Debido al récord por parte del imperialismo estadounidense de estrangular a Irán durante décadas con las sanciones económicas y las amenazas de ataques militares, es poco probable que este apoyo impresione a cualquiera de los protestantes iraníes. Claramente, cada iraní con amor propio rechazará con un profundo disgusto cualquier afiliación con el islamofóbico, reaccionario y bélico ocupante de la Casa Blanca.
  7.    También podemos dar por sentado que numerosos estalinistas y pseudo anti-imperialistas denunciarán el alzamiento popular en Irán como una «conspiración del imperialismo estadounidense».  Ignorando el hecho de que Estados Unidos no es el único poder imperialista en el mundo y que estamos viviendo en un mundo marcado por una rivalidad acelerada entre varios Grandes Poderes como lo son (Estados Unidos, Rusia, China y Japón), ellos ven cualquier movimiento popular en los países del campo ruso, chino o iraní, automáticamente como un fenómeno reaccionario.  Esto demuestra no solo su completa falla en el pensamiento marxista, por ejemplo, del entendimiento de los movimientos sociales por sus causas materiales en lugar de adaptarse a las tontas teorías de conspiración en la tradición de derecha de la agencia Breitbart del anterior concejal de Trump, Steve Bannon. Dichas calumnias sobre el alzamiento democrático popular también prueban que estas fuerzas son «anti-imperialistas» solo en palabras ya que son sirvientes social-imperialistas de la Rusia de Putin y la China de Xi, en los hechos.
  8.    La lucha por la liberación al interior de Irán, así como internacionalmente, solo puede ser ganada si nosotros construimos un partido socialista nacional e internacional. Solo dicho partido puede dar el liderazgo necesario para estas luchas.  Solo dicho partido puede transmitir el programa socialista a las masas.  Es por ello la tarea central de las fuerzas consecuentemente revolucionarias enfocarse en la construcción de este partido. La CCRI  insta a todos los revolucionarios en Irán a luchar juntos por la fundación de dicho partido.

*¡Apoyemos el alzamiento popular!  ¡Por la liberación de los presos! ¡Defendamos los derechos democráticos de reunión y protesta!  

* ¡Por un alza automática de todos los salarios de acuerdo al alza en precios para combatir la inflación!

*¡Por un programa de empleo público bajo el control de los trabajadores!

*¡Abajo con el régimen capitalista teocrático!  ¡Contra las dos facciones de Khameni así como la de Rouhani!

*¡Por la formación de comités de acción en los lugares de trabajo, vecindarios, escuelas y universidades!

*¡Por la creación de unidades organizadas de auto defensa!

*¡Por un gobierno obrero y campesino!

*¡Abajo las sanciones imperialistas contra Irán!

Secretariado Internacional de la CCRI (RCIT)

Para un análisis de Irán los referimos a nuestro documento programático:

¡Por la revolución iraní! ¡Abajo con la dictadura capitalista de Mullah! ¡Abajo el imperialismo! ¡Por una revolución de clases en Irán! Plataforma de acción para Irán por la CCRI, Febrero 2012, https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/iran-platform

Muchos más artículos sobre Irán pueden ser leídos en nuestra página web en: https://www.thecommunists.net/worldwide/africa-and-middle-east/

 

Anuncios