Ilíada 

El asesinato de Mara, por desgracia, suma el número 83 en el Estado de Puebla e incrementa aún más alrededor de la República en lo que va del año. Desde la muerte de Lesvy en CU, se han hecho más manifestaciones alrededor del país concernientes a los feminicidios; en el caso de Mara, la marcha se llevó a cabo el 17 de septiembre,  y al igual que en el feminicidio de Lesvy hay datos incongruentes no por parte de la víctima sino de los implicados alrededor del victimario. En este caso, la empresa Cabify no ha sabido responder a las incógnitas presentadas durante el caso: desde cómo pudo contratar al feminicida Ricardo Alexis si este ya contaba con antecedentes penales y mala  recomendación de la última empresa en la que trabajó, igualmente dedicada al transporte privado, Uber. De igual manera si el chofer había desviado la ruta o excedido el tiempo calculado del lugar de destino, debió de haberse percatado de la irregularidad en el viaje, al momento en el que se declaró a Mara desaparecida.  Además de que el gobernador Diódoro Carrasco Altamirano no ha decidido aún si meter la alerta de género en el estado de Puebla a pesar de ya contar con 83 feminicidios, de los cuales 65 todavía siguen impunes.

Por desgracia entre más pasan los días las estadísticas con respecto a los feminicidios, abusos físicos y de violación hacia las mujeres incrementan. Se estima que un 9.4% de mujeres han sido víctimas de abuso sexual siendo menores de edad por familiares o conocidos cercanos a la familia. Siendo la violencia sexual la más común de las violencias por 41%, después la violencia física por un 34% y la violencia patrimonial por un 29%. Siendo que 49% de esa violencia se vive en relaciones de pareja.  Además de que solo muy pocos casos son los que se denuncian y si se denuncian solo se encarpetan sin tener un presunto culpable o dar seguimiento al caso, mucho menos que haya castigo. Otras veces son las mismas autoridades las que no saben responder a tiempo como en el caso de Mara, donde la fiscalía apresó a Ricardo Alexis  dos días después de que fuera a declarar, aún con las pruebas de su hermana de ser él, hasta ese momento, el presunto feminicida. O de la PGR que no proporcionó hasta una semana después los antecedentes penales de Ricardo Alexis.  

Por desgracia van en aumento los feminicidios como los casos de Verónica Guadalupe Benítez Vega de Nicolás Romero, asesinada por su esposo con un tabique, que si bien el suceso se reportó en julio, las autoridades han dado un plazo hasta el 9 de noviembre para recaudar pruebas; y el feminicidio de Aneyatzin Damaris Fragoso, estudiante del Politécnico y con dos meses de embarazo que fue encontrada con su vientre acuchillado y se sospecha de su pareja sentimental como presunto feminicida.  Sin embargo, es necesario que se transparente y se denuncie la conexión de las empresas privadas de transporte ligadas a las redes de trata; asimismo, también desde la Agrupación de Lucha Socialista hacemos un llamado a iniciar brigadas de autodefensa en las comunidades y en las escuelas, como parte de órganos asamblearios que definan métodos de seguridad desde el pueblo organizado.

Anuncios