14394049_756191187817241_153116441_oIliada briendarella

Si bien durante el mes de julio se oficializó la subrogación de servicios como la hemodiálisis, (que solo se frenó momentáneamente en delegaciones como la GAM ya que el director de hospitales de dicha delegación tendría que hacer uso y beneficio de las mismas), ahora todo el sector de laboratorio está subrogado a empresas privadas y en casos como el cáncer de mama, donde los ultrasonidos y las biopsias suelen ser parte de la cotidianidad de la enfermedad, ahora se encuentran bajo el encargo de empresas privadas. Los laboratorios fueron los segundos en caer, después del sector de intendencia que creyó que generaría mejores contratos llevándolos a confiar en el outsourcing. Ahora vienen las cirugías consideradas menores, las que se llevan a cabo a nivel superficial y requieren de anestesia local, mínima o nula y el área de dermatología, donde muchos medicamentos y tratamientos ya no forman parte del cuadro de insumos porque “ya no son parte del presupuesto”, algo que el nuevo Srio. de Salud José Narro Robles sigue negando como parte de la privatización de la seguridad social, la cual se acrecentará a partir del próximo año debido al recorte de más de 10 mil 200 millones de pesos al sector salud, aprobado recientemente.

Por otra parte no solo los derechohabientes se están viendo afectado por los paulatinos cambios a la Reforma de Salud sino que los mismos trabajadores ya forman parte de las víctimas de la universalización de salud en materia de pensiones. Al principio se hablaba de generar una pensión universal, es decir que el trabajador del IMSS, ISSSTE, Cruz Verde entre otras, solo recibiría una pensión generalizada si trabajaba para dos dependencias del estado sin tomar en cuenta la antigüedad que éste tuviera en una u otra institución. Ahora, no solo es la situación de una pensión generalizada sino que desde 2015 ya se habla de una empresa de participación estatal mayoritaria, cabe destacar que este nuevo sistema de pensiones ya forma parte del nuevo plan educativo para los ingresantes médicos. Un ejemplo de ello fueron los constantes foros y el pequeño cubículo constantemente ofreciendo asesoría para el nuevo sistema de pensiones instalado cómodamente en FES Iztacala.

El nuevo sistema de pensiones parece un grito desesperado a lo que fue el anterior donde se pensaba más en un sistema de relevos que podía cumplir con las demandas de los pensionados, sin embargo, este sistema ha ido decayendo y ha dejado a algunos con el salario mínimo, por desgracia, al igual que la subrogación de servicios el sistema de pensiones se está yendo a los servicios particulares que son quienes reciben y administran el dinero de los pensionados. Además de que dejan al empleado en la posición de un mal inversionista, sobre todo cuando en el sistema de AFORES no se había considerado la crisis económica suscitada en 2008, astutamente generando deudas en los trabajadores y haciendo explotar la burbuja, mientras el cuidado de los intereses particulares de los dueños de las AFORES se mantenían constantes; por desgracia ahora con los distintos cambios en la economía internacional la inversión y el mismo sis-tema de AFORES va a llegar a una inestabilidad tal donde los mismos trabajadores quedarán como deudores. Si bien los más afectados han tratado de levantar un movimiento, igual que en Chile y en Argentina no ha levantado lo suficiente como para llamar la atención de los medios y si bien han estado luchando en conjunto con el Frente por la salud y seguridad social, no han logrado levantar un movimiento fuerte ya que pesa la falta de concientización de los trabajadores así como la naturalización a nivel educación en los estudiantes de medicina.

Movilizaciones y dirección del movimiento.

Desde el 2015 se ha estado llamando a la movilización en contra de la Reforma en Salud e incluso se creó un Frente por la salud y seguridad social donde participaban tanto jubilados como el Frente de derechohabientes quienes habían habla-do de la importancia de seguir manejando los medicamentos psicotrópicos de sus pacientes y que estos hayan sido cortados de tajo sin recibir el tratamiento apropiado. Ahora, el pasado 8 de agosto en el marco del último recorte presupuestal anunciado por la Secretaria de Hacienda se hizo otro llamado a movilización junto con la Coordinadora Nacional del Plan de Ayala. No es la primera vez que el Frente de Salud busca relacionarse con otros movimientos, de la misma forma en 2015 ya había logrado contactar con la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación donde pudo generar un movimiento conjunto que pareciera que se había perdido el rastro, sin embargo, durante los hechos ocurridos en Nochixtlan, el Frente fue informado de primera mano la situación en la que se encontraban los hospitales: las fuerzas armadas no dejaban pasar heridos y solicitaban que se les atendiera exclusivamente, por lo que enfermeras y equipo médico decidieron salirse de los hospitales, recibiendo ataques de las fuerzas armadas para atender a la población.

Por otra parte, el movimiento en Oaxaca ha tomado medidas distintas a las que se habían tomado en el 2015, con la huelga de hambre afuera de Palacio Legislativo. Es decir, durante julio de este año decidieron irse a paro por falta de insumos. No es la primera vez que en los estados se da una situación de mal manejo de hospitales: los nombran como de primer nivel o segundo nivel, es decir que pueden manejar situaciones quirúrgicas con altos niveles de riesgo, ya sea por contaminación o por la exposición de mortandad del paciente, sin realmente tener los insumos o el material para llevarlas a cabo. En el caso concreto de Oaxaca, ni siquiera se cubrían el 60% mínimo de los insumos o tenían mal uso de los mismos por lo que decidieron suspender actividades y entrar a paro. Cabe destacar que si bien fue un llamado de atención para las autoridades quienes no se querían hacer responsables por la falta de insumos, tampoco es posible realizar cirugías programadas sin el material adecuado ya que pone en riesgo la situación del paciente.

Sin embargo, incluso en redes sociales, estos movimientos no han generado el suficiente ruido para hacer presencia o consciencia tanto en los derechohabientes como en los mismos trabajadores de las instituciones públicas. A pesar de esto, lo más reciente es la organización de una Coordinadora Nacional de Trabajadores de Salud, gestada en San Cristobal de las Casas, que responde a representantes de 16 entidades federativas. Por desgracia, aún hace falta llegar al derechohabiente y a los trabajadores del sector salud que no están conscientes de las consecuencias de la Reforma en Salud y el avance en los nuevos sistemas de pensiones.

¡Que enfermarse no sea un lujo!

¡Que la salud no sea un negocio!

Anuncios