¡EL PUEBLO SIRIO RESISTE Y LUCHA!

Este 15 de marzo se cumplen 5 años del levantamiento heroico del pueblo sirio contra la dictadura de al-Assad, contra sus opresores y explotadores que los han difamado y atacado al grado de asesinar a más de 500 mil sirios y desplazado a más de 10 millones en campamentos de miseria en el desierto. La masacre del pueblo sirio ha sido auspiciada por el propio régimen del asesino al-Assad que aplasta a su pueblo con apoyo de múltiples ejércitos (el de EEUU, Francia, Israel, Irán, Irak, Rusia, el Hezbollah en Líbano así como la traición y sectarismo de la burguesía kurda y de la dirección del PKK, PYD y YPG,) en contra del pueblo sirio que ha demostrado valentía ante los continuos embates no solo del Daesh (Estado Islámico) sino de las fuerzas militares de al-Assad, del imperialismo yankee y sus aliados; todos ellos alineados a la política de aplastar todas las revoluciones que desde 2011 iniciaron los pueblos también en Túnez, Egipto, Libia, Yemen y Palestina por pan, contra la miseria y la represión de sus regímenes en Medio Oriente y Norte de África.

Paremos la guerra: ¡Aplastemos la contrarrevolución!

Consideramos vital defender las revoluciones en Medio Oriente y el Magreb ya que han sido calumniadas y masacradas. En este conflicto, los explotados y oprimidos del mundo, sólo podemos estar de un lado: con las masas árabes en lucha contra de la intervención militar imperialista y de todas las fuerzas contrarrevolucionarias. La victoria de las revoluciones árabes pasa por romper el cerco mediático y político que han conformado las fuerzas contrarrevolucionarias con los distintos ataques militares de todos los ejércitos, el supuesto enemigo funcional al imperialismo: el Daesh (que también se añade a las fuerzas que masacran a las masas obreras y campesinas en Siria) así como la pseudoizquierda traidora que sostiene a los regímenes asesinos en Medio Oriente, todo con el consenso de las potencias y sus aliados.

Ahora se pretende la balcanización de Siria para que las fuerzas imperialistas se repartan el botín que ven y además aplasten la llama que sigue encendida, aunque cada vez más debilitada ante la correlación de fuerzas que en este momento se ha volcado contra los pueblos del Magreb y Medio Oriente. Denunciamos el supuesto cese al fuego, así como las diversas conferencias de Ginebra que buscan alinear a todas las fuerzas contrarrevolucionarias para aplastar a los pueblos árabes. En ese mismo sentido, las fuerzas que defendemos las revoluciones en Medio Oriente y el Magreb, retomamos el llamado a la contraconferencia propuesto por diversas organizaciones para hacer contrapeso al alineamiento contrarrevolucionario de Ginebra y apoyar las revoluciones en momentos bastante álgidos para los pueblos árabes.

Por eso desde la ALS, llamamos a partidos, sindicatos, organizaciones de izquierda y al conjunto de la clase obrera a promover y generar acciones internacionalistas de solidaridad activa con Siria y Medio Oriente, apoyando con todos los medios posibles a la resistencia. En cada continente, país, región, comunidad y centro escolar o de trabajo, conformemos comités internacionalistas de solidaridad con la resistencia del pueblo árabe en Siria, el Magreb y Medio Oriente. Es fundamental también, avanzar hacia la construcción de un partido internacional que dirija las luchas hacia un verdadero triunfo de las masas revolucionarias por su emancipación.

¡ALTO A LA GUERRA IMPERIALISTA, VIVA LA LUCHA DE LAS MASAS ÁRABES POR SU LIBERACIÓN!

¡FUERA BASHAR AL-ASSAD!

¡FUERA EL IMPERIALISMO Y SUS SECUACES!

¡FUERA EL DAESH!

¡LEVANTEMOS LAS REVOLUCIONES DE SIRIA, EL MAGREB, Y DE TODO MEDIO ORIENTE!

¡RECHAZO A LAS ACCIONES ISLAMÓFOBAS, RACISTAS Y A LAS POLÍTICAS EN CONTRA DE LOS MIGRANTES Y REFUGIADOS!

¡ABRAMOS LAS FRONTERAS EN TODO EL MUNDO PARA LOS REFUGIADOS!

¡ABAJO EL ESTADO SIONISTA DE ISRAEL!

Anuncios