El pasado 10 de julio se llevó a cabo el taller: “Mujeres el género nos une, la clase nos divide”, impartido por el Comité de Mujeres Trabajadoras del D.F., con base en el texto del mismo nombre de la militante socialista Cecilia Toledo de Brasil. A éste, asistieron compañeras y compañeros trabajadores de distintos espacios y dependencias del D.F. como el INVI, SUTIEMS, DGSU, así como compañeros del Colectivo Acción y Resistencia del IPN e integrantes de nuestra Agrupación de Lucha Socialista. Con este evento, dimos inicio a una serie de talleres enfocados a la discusión sobre las mujeres trabajadoras con una perspectiva revolucionaria y de clase. El objetivo de este primer taller fue analizar la cuestión de la mujer desde la perspectiva marxista. Debatimos en torno a la propuesta burguesa de la “perspectiva de género”, que si bien visibiliza algunas problemáticas de la mujer como el derecho al aborto; sus implicaciones negativas son mayores hacia la lucha de clases, en tanto su carácter reformista y la división que provocan en los sectores de trabajadores y populares. Abundamos en el análisis teórico de la situación de la mujer en el ámbito laboral y cómo el capitalismo aprovecha e incluso profundiza, las diferencias entre hombres y mujeres para agudizar la explotación y aumentar la tasa de ganancia. El taller fue muy rico no sólo en análisis, sino también en cuanto a las experiencias que a partir de la vida cotidiana de las trabajadoras, pudimos contrastar con la teoría.

La segunda parte de este taller, se realizó con base en el libro: “Si me permiten hablar”, testimonio de Domitila de Chungara, combativa mujer boliviana, esposa de un minero, y dirigente del Comité de Amas de Casa, organización clasista de mujeres, como ellas mismas se definieron, quienes impactaron en la vida política de Bolivia al asumir la lucha de los mineros tanto por mejores condiciones laborales como por derrocar a los gobiernos autoritarios de la década de los setenta como el del dictador Hugo Bánzer. Con este texto reflexionamos sobre la necesidad y trascendencia de la organización de las mujeres, hombro con hombro con nuestros compañeros de clase, y sobre la importancia de la lucha política para conseguir nuestras demandas y luchar por una sociedad socialista.

En el tercer taller que llevamos cabo, hicimos una caracterización de los distintos espacios de trabajo en los que nos desarrollamos, para conocer cuáles son nuestras condiciones de trabajo, si tenemos o no sindicatos, que características tienen éstos  y qué papel juegan en nuestro ámbito laboral, entre otras cosas.  Con el fin de poder tener una aproximación más fina de las condiciones de los trabajadores en el D.F., y a partir de ello, poder avanzar en la lucha por mejorarlas. Te invitamos a incorporarte a estos talleres e invitar a tus compañeros y compañeras de tus centros de trabajo, para seguir discutiendo la cuestión laboral en nuestro país y avanzar unitariamente hacia la organización sindical y política de las mujeres y del conjunto de los trabajadores para defender nuestras conquistas laborales.

¡ABAJO LAS REFORMAS ESTRUCTURALES!

¡LUCHEMOS POR LA ESTABILIDAD LABORAL!

¡A IGUAL TRABAJO, IGUAL SALARIO!