Xóchitl Katari

Con torpeza, el Srio. de Educación Pública, Aurelio Nuño, trata de imponer el verdadero objetivo de la evaluación educativa: los despidos masivos de maestros. En marzo amenazó con despedir sin liquidación a los primeros 3, 360 profesores que no hicieron la evaluación en protesta de la misma; aplicando la mano dura a unos, mientras que, a aquellos profesores que obtuvieron los mejores puntajes anunció un aumento del 35% de su salario, en un intento de dividir al magisterio, infructuoso, por cierto, ya que la propia SEP, a los tres días, se declaró sin la capacidad para el aumento. Sin embargo, la respuesta contundente de miles de profesores ha impedido la aplicación absoluta de los planes del gobierno empresarial.
Desde marzo los maestros volvieron a las calles con una poderosa muestra de organización y capacidad de movilización: en Oaxaca, con un solo día de convocatoria, 45000 profesores de la Sección 22 de la CNTE se reunieron en la carretera La Ventosa-Juchitán, confrontándose durante horas con las fuerzas represivas para repudiar la visita de EPN al inaugurar una eólica en el Itsmo de Tehuantepec en protesta contra la Reforma Educativa.
A partir de los primeros despidos en los estados como Sonora y Zacatecas, los maestros junto a padres de familia y alumnos han cerrado las escuelas para exigir la reinstalación inmediata de los profesores despedidos que, en varios casos, lograron su reinstalación, obligando así, a que gobernadores como Aurelio Núñez de Michoacán, declararan que ningún maestro de la entidad será despedido.
A su vez, el intento de reducción del calendario lectivo con la consecuente ampliación de la jornada laboral y los horarios continuos frente a grupo que intensican la explotación del trabajo docente, además de ser antipedagógico, como se intentó imponer en los planteles de la Dirección General de Bachillerato, se aplicó de manera parcial, ya que en cada escuela se logró negociar los horarios producto de la oposición docente.
Las jornadas del 14 y 15 de abril fueron exitosas por su masividad, radicalidad y fuerza desplegada por parte de los maestros disidentes en 27 entidades desde el norte del país con Sonora y Durango, pasando por el centro con Veracruz y Michoacán, hasta el sur, donde destaca la Sección VII de Chiapas, en donde han bloqueado las carreteras nodales de la entidad y librado batallas contra la PF por más de dos horas, a pesar de los gases y balas de goma que han usado las fuerzas represivas del estado contra la población. Las afrentas han dejado un profesor asesinado, David Nuñez, y 18 maestros detenidos y trasladados a los penales de Tepic, Nayarit de donde ya fueron liberados ante la presión de maestros y familiares.
La combatividad y la fuerza que ha acumulado el magisterio disidente en estos últimos dos meses preparan las condiciones para un gran paro nacional indenido como ya lo ha anunciado la Asamblea Nacional de Representantes de la CNTE junto a las movilizaciones nacionales del 1ro y 15 de mayo para echar abajo la evaluación y por completo la contrarreforma educativa.
Las amenazas de despido de Nuño hacia los maestros que se incorporen al paro, tan solo, muestran el miedo y la falta de control sobre el magisterio que se levanta con determinación día a día; por lo cual, el magisterio también está obteniendo la responsabilidad de convocar a otros trabajadores, maestros, estudiantes y comunidades en lucha para encabezar un gran movimiento nacional en defensa de la Educación Pública y que eche abajo el conjunto de las Reformas Estructurales junto a su paladín EPN y todo el Pacto por México.

¡ABAJO LA REFORMA EDUCATIVA Y LABORAL!
¡POR UN FRENTE NACIONAL DE LUCHA!
¡POR UN CONGRESO DE BASES DE TODO EL MAGISTERIO SNTE-CNTE!

Anuncios